Sharing is caring!

La distribución de las 231 urnas que se utilizarán mañana en las elecciones legislativas en el distrito, serán distribuidas durante la jornada de hoy, al tiempo que se continuará cubriendo los cargos de autoridades de mesa ante las vacantes producidas.

A partir de las 7.45 de hoy se inició la distribución de las urnas en 40 lugares de votación, 25 de ellos en Necochea; siete en Quequén; dos en La Dulce; uno en Ramón Santamarina; uno en Lumb; dos en Juan N. Fernández; uno en Claraz y uno en el paraje San José.

El operativo comprenderá unas 68 personas, entre empleados de la repartición y contratados, tanto para el despliegue como el repliegue de las urnas. Los urneros recibirán un pago de 250 pesos y son contratados por la Junta Nacional Electoral.

Por otra parte, el jefe Hugo Bicarelli brindará la habitual charla a este personal alrededor de las 13.30 de hoy en el hall del Correo, ubicado en avenida 58 y 63.

Como siempre se hace, se proporcionará un instructivo y se indicará como completar los formularios y el telegrama, poniéndose énfasis en aconsejar que la urna se encuentre cerrada y con la correspondiente faja de seguridad, que se cuente con la bolsa precintada con elementos para los comicios; el telegrama; y una bolsa marrón para el material de descarte.

En forma paralela, se continuará con el reemplazo de las autoridades de mesa, ya que, entre las excusaciones y los domicilios inexistentes, no se pudo cubrir el 40 por ciento de los nombramientos.

El juez federal con competencia electoral, Dr. Manuel Humberto Blanco, autorizó al Correo a efectuar las designaciones en forma directa, así como también a recibir los certificados de aquellos que no están en condiciones de desempeñarse como autoridades de mesa.

Fueron 300 las citaciones dirigidas a las autoridades de mesa (presidente y primer suplente) para cumplir con la función cívica en estos comicios legislativos.

Asimismo, se confirmó que mañana se utilizará el mismo sistema de votación que en las PASO, el cual incluye troqueles, código de barras y padrones con voto.

El presidente de mesa tendrá un padrón que incluye la foto de los votantes y, una vez que introduzcan el voto en la urna, deberán firmarlo en el espacio correspondiente. Una vez que estampe su rúbrica, se le otorgará un troquel con un código de barras (único por cada ciudadano), prueba de que cumplió con su deber cívico, que habrá que conservar hasta que se publique la lista de quienes, infringiendo la ley, no fueron a votar y deberán abonar una multa.