Sharing is caring!

hackers-1

El Parlamento y el Consejo de la Unión Europea acordaron que las autoridades podrán cortar el acceso de un usuario a internet sin necesidad de una orden judicial expresa.

En el debate sobre el paquete de medidas reguladoras de las telecomunicaciones cayó la enmienda 138, largamente defendida por las asociaciones de internautas, que impedía que las autoridades pudieran cortar la conexión sin permiso judicial.

Ambas instituciones de la Unión Europea (UE), con poder legislativo en este ámbito, concluyeron en la madrugada y tras intensas negociaciones el único capítulo del texto en el que no se ponían de acuerdo, el del acceso a internet, en un momento en el que Francia y el Reino Unido preparan leyes para castigar a los internautas que realicen descargas ilegales.

Los eurodiputados querían mantener una enmienda que defendía que sólo una orden judicial previa podía ordenar el corte de internet a un usuario, algo que el Consejo -que representa a los países- no estaba dispuesto a aceptar.

Finalmente, ambas partes hicieron concesiones y cerraron un principio de acuerdo que sostiene que sólo se impondrán restricciones a un usuario de internet si las medidas, «proporcionadas» y «apropiadas», se toman «con el debido respeto al principio de presunción de inocencia y al derecho a la privacidad».

Por su parte, la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, subrayó que «Europa está abriendo camino», y recalcó que esta disposición sobre la libertad en internet «no tiene precedentes».

La discusión sobre el acceso a internet, que fue incluida por el Parlamento a través de su «enmienda 138» en la propuesta que presentó la Comisión Europea en 2007, es sólo una parte del amplio paquete legislativo.

La nueva regulación pretende reforzar los derechos de los usuarios, que podrán cambiar de operador en un solo día manteniendo su número de teléfono fijo o celular, recibir de antemano información más clara en sus contratos, ser informados si se violaron sus datos, defenderse mejor contra el spam o acceder de forma más eficaz al número de urgencias.