Sharing is caring!

boliches_pinamar

El gobernador Daniel Scioli firmó este jueves la promulgación de la ley de nocturnidad, poco antes de viajar a Tandil, Bahía Blanca y Coronel Rosales para cumplir con su agenda de trabajo, según se informó oficialmente. Mañana, será promulgada en el Boletín Oficial.

De esta manera, la normativa que le pone tope al cierre de los boliches en la provincia de Buenos Aires empezará a regir este fin de semana.

Durante el mañana, el propio Scioli había admitido en declaraciones periodísticas que durante la jornada iba a “promulgar (la flamante ley) para que esté publicada en el Boletín Oficial y llegar a tiempo para que este fin de semana”.

“No quiero más chicos intoxicados en las guardias de los hospitales, no quiero más chicos peleándose, quiero una conducta que se diviertan, que vayan a bailar”, aseguró el gobernador.

Finalmente, el miércoles la Cámara de Senadores aprobó los proyectos de nocturnidad que limitan el horario de los boliches de la Provincia, restringen la venta de alcohol en esos locales y prohíben en todo el territorio la venta nocturna a domicilio de ese tipo de bebidas.

La medida había sido aprobada por los senadores, pero en la sesión de la Cámara Baja, los diputados realizaron algunas modificaciones al proyecto original, fue por eso que volvió al Cuerpo de origen para que se convierta en Ley.

Respecto a las iniciativas, en una de ellas se fijó hasta las 2 el horario de admisión previsto inicialmente para la una de la mañana y el de cierre se mantuvo a las 5.30. Sin embargo se agregó que ambos pueden ser modificados “por excepción” fundando razones “estacionales y/o regionales”, aclarando que el tope de cierre podrá extenderse hasta las 6.30. Se mantiene la prohibición de vender bebidas alcohólicas en las barras después de las 4.30.

El Senado de la provincia de Buenos Aires aprobó los proyectos del gobernador Daniel Scioli, que apuntan a controlar la noche bonaerense. Además, aumentarán las penas a la venta de alcohol. Se aclaró que el tope de cierre podrá extenderse hasta las 6.30.

La Cámara alta bonaerense aprobó, por unanimidad, los dos proyectos presentados por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli para controlar la actividad nocturna, mediante la iniciativa que establece topes de horarios para el funcionamiento de los boliches bailables y otra que aumenta las penas para las ventas de alcohol en la Provincia, entrarían en vigencia a partir de este fin de semana.

Respecto a las iniciativas, en una de ellas se fijó hasta las 2 el horario de admisión previsto inicialmente para la una de la mañana y el de cierre se mantuvo a las 5.30. Sin embargo se agregó que ambos pueden ser modificados “por excepción” fundando razones “estacionales y/o regionales”, aclarando que el tope de cierre podrá extenderse hasta las 6.30. Se mantiene la prohibición de vender bebidas alcohólicas en las barras después de las 4.30.

También se prohíbe el expendio de bebidas “energizantes”, una reformulación del Proyecto que elevó Scioli, que ya habían retocado en el Senado. “No podrán vender, expender y suministrar las bebidas que por su fórmula se consideren energizantes o suplementos dietarios durante todo el desarrollo de su actividad”, establece la iniciativa aprobada.

La nueva ley impone que en la reglamentación se tengan en cuenta ciertos requisitos para la instalación de las cámaras de “videovigilancia”, como cubrir todo el perímetro del boliche sin dejar puntos ciegos, preservar la intimidad de los concurrentes y la destrucción de las cintas si no son requeridas por la justicia, que será la única manera de poder ser revisadas.

El otro proyecto emitido por el gobierno bonaerense, “endurece” las penas previstas para el expendio de bebidas alcohólicas y sanciona hasta con “prisión” a comerciantes y el otro crea un marco regulatorio, basado en el control horario, para el negocio de la nocturnidad.

La prohibición en el horario de venta de bebidas alcohólicas para ser consumida fuera del establecimiento donde se realice la venta, será desde las 23 a las 21 horas hasta las 10. Por lo que los comercios como kioscos, rotiserias y hipermercados, por caso, se verán imposibilitados de vender luego de las 21.

Esta reformulación a la iniciativa oficial, se presume, podría originar una fuerte polémica particularmente de parte de aquellos comercios como las grandes cadenas, que generalmente atienden a sus clientes hasta las 22 horas o negocios y almacenes de barrio, aunque también por parte de los denominados Delivery’s.

En la otra iniciativa que propuso el Ejecutivo bonaerense de la provincia se agrega la creación del Foro para la Prevención de Abuso de Alcohol “teniendo en consideración el carácter multidisciplinario de esta problemática”.

Polémica sobre la nueva ley de nocturnidad. Los dueños de los boliches no están de acuerdo

Aseguran que los hábitos no se pueden cambiar con prohibiciones y reclaman la elaboración de una norma consensuada. Los propietarios de confiterías bailables no están de acuerdo con la ley aprobada ayer en la Legislatura bonaerense que establece, entre otras cosas, que estos negocios no pueden permanecer abiertos después de las 5.30.

Según se afirma desde el gobierno, la norma entraría en vigencia este fin de semana, aunque el vocero de la Asociación de Propietarios de Confiterías Bailables, Raúl López Presa, cree que no hay tiempo para reglamentar y publicar la norma. No obstante aclaró que “en caso de que den los tiempos, se cumplirá como lo ordena la ley”.

En cuanto al contenido, manifestó su desacuerdo y dijo que “no beneficia a la actividad”

Descartó que el perjuicio pase por una eventual disminución del consumo de alcohol y aseguró que “para el dueño de la discoteca lo que más le conviene es que la gente entre a las 12 de la noche y se vaya a las cinco y media de la mañana, como dice la ley”. En diálogo con Radio Provincia manifestó que “los más beneficiados por el cambio de hábito seríamos nosotros”, pero advirtió que “el problema es que nosotros no creemos en el cambio de hábito a partir de la prohibición”.

Por otra parte, aseguró que “no fue una medida elaborada con las partes interesadas” y acusó al gobierno de legislar buscando “un título de los diarios para quedar bien con la gente que lo vota”.

En tal sentido, reclamó una “ley consensuada y que realmente sea efectiva”.

Anticipó que “mañana hay una reunión de urgencia en la asociación y veremos qué medida tomaremos, pero si está la ley se va a cumplir sin ninguna duda”.