Sharing is caring!

fontana-norberto

La Copa de Oro está cada vez más emocionante. La paridad demostrada por las cuatro marcas, que se encuentran en la cima del campeonato, demuestra que nada está definido y que cualquiera tiene posibilidades en la lucha por el título.

Luego del paso por San Luis las posiciones en el campeonato variaron y quedó claro que cada piloto dejará todo para coronarse campeón de la categoría más popular del país.

Distinta suerte experimentaron los pilotos que componen la definición más importante de la Argentina:

Norberto Fontana:

Se quedó con la punta. Llegó al Rosendo Hernández en la tercera posición de la copa dorada. El Gigante de Arrecifes finalizó segundo en su serie y cuarto en la final. A pesar de no subir al podio este fin de semana se llevó la mejor parte: la punta del campeonato.

José María López:

El gran ganador. Pechito arribó a San Luis sin ningún punto en la lucha por el título debido a la exclusión por técnica sufrida en Paraná (primera fecha de la Copa de Oro). Sin embargo el domingo tomó venganza y dominó a voluntad cada instancia propuesta por el Turismo Carretera. El cordobés dejó en claro que es el piloto más rápido de la Argentina al quedarse con la pole position, marcar la serie más rápida e imponerse en la final demostrando una clara supremacía con respecto a sus competidores. Se posiciona segundo en la Copa de Oro y no quedan dudas que irá por más.

Mariano Altuna:

Una carrera para olvidar. El Monito de Lobería que se encontraba en la cima del Copa de Oro luego del triunfo conseguido en Paraná, no pudo cruzar la bandera a cuadros en la 13º final del año, producto de la rotura del Chevrolet luego del choque con Matías Rossi. Se encuentra primero en el campeonato general y tercero entre los postulantes al título.

Emanuel Moriatis:

El mejor Ford de la Copa de Oro. San Luis lo recibió en la sexta posición y le permitió ascender dos puestos para posicionar al mejor Ford en la lucha por la coronación.

Diego Aventín:

Gran remontada. El Pumita no había sumado puntos en la etapa final luego de la primera fecha de la Copa de Oro, donde no pudo ni siquiera largar debido al toque en su serie con Matías Rossi. Este fin de semana se tomó revancha y fue el único que pudo seguirle el ritmo a Pechito. Se quedó con el segundo escalón del podio y demostró que está firme en la pelea por el título. De todas maneras deberá vencer en alguna de las tres finales que restan porque este año no cantó victoria desde lo más alto.

Matías Jalaf:

Entró con lo justo en la Copa de Oro y luego de pasar por la segunda posición del campeonato (después de Paraná), se encuentra sexto. Una excelente actuación del piloto de Mendoza que estuvo a punto de quedarse afuera de la etapa final y que a pesar de la sanción impuesta en la segunda serie por el toque con Castellano que provoca el incendio del auto del Pinchito, finalizó 17º.

Guillermo Ortelli:

Llegó a San Luis tercero en la Copa de Oro y ahora se encuentra séptimo. El piloto de Salto estuvo a punto de no largar en la final debido a la rotura que sufrió su Chevrolet luego del choque con el Guri Martínez. Sin embargo gracias al trabajo del JP Racing pudo partir aunque desde la última colocación. Arribó 20 y continúa en la pelea.

Christian Ledesma:

Octavo. El piloto de Mar del Plata culminó octavo en San Luis y a pesar de haber arribado séptimo en la Copa de Oro al Rosendo Hernández, se encuentra en el puesto número ocho. Es el tercer fin de semana consecutivo de Ledesma sin subir al podio.

Jonathan Castellano:

El Pinchito sufrió un incendio en su Dodge tras el choque con Matías Jalaf, también integrante de la Copa de Oro, en la segunda serie. A pesar de que el mendocino largó más atrás, finalizó delante de él. Castellano descendió 4 posiciones en el campeonato en el que ahora se encuentra noveno. Además integra el grupo de pilotos que aún no han conseguido una victoria en la temporada, necesaria para poder pelear el título.

Agustín Canapino:

Largó la 13º final del año desde la posición 32, debido al toque de Laureano Campanera en la segunda serie, y finalizó 13º. Una gran remontada del piloto de Lobería que había llegado a San Luis en el puesto número 8 y ahora se encuentra décimo. Canapino no sólo deberá descontar puntos en la lucha por el título sino que además tendrá la tarea de conseguir su primera victoria dentro de la máxima.

Matías Rossi:

Complicado. El Granadero había obtenido sólo 2 puntos en Paraná gracias al triunfo en su serie, ya que en la final no pudo competir debido a la sanción impuesta luego del toque con Aventín que lo dejó fuera de carrera. Este domingo en San Luis Rossi no pudo festejar sus 100 carreras en la máxima de la mejor manera. Fue el primero en abandonar debido a la rotura de su Chevrolet por un choque en la pista y se despide de la 13º fecha en el puesto número 11 de la Copa de Oro. El Granadero sigue en la lucha aunque al título lo ve desde la última fila.

Omar Martínez:

No pega una. El Gurí que en su propia tierra no pudo culminar en los primeros puestos (finalizó 34 en Paraná), no pudo reivindicarse en la capital puntana. Ya en la serie se adelantaba que no sería una fecha satisfactoria para el entrerriano, que fue sancionado por el choque que protagonizó con Guillermo Ortelli. En la final cruzó la bandera a cuadros desde la 22º posición. Ahora se encuentra en la base del campeonato de la Copa de Oro y las posibilidades de quedarse con el título se esfuman de a poco para uno de los referentes más populares de Ford.