Sharing is caring!

teruggi

Los tandilenses que programaron viajes a países con riesgo de contraer la fiebre amarilla deben trasladarse a Mar del Plata, Necochea o Capital Federal para recibir la vacuna, en tanto nuestro distrito quedó apartado del plan nacional.

Las gestiones comunales no surtieron efecto en el Ministerio de Salud. En 2008-2009, se lograron 400 dosis. Pero ahora quienes tienen que ir al exterior deben hacer 340 kilómetros para conseguirla.

Así lo corroboró el secretario de Salud municipal, Oscar Teruggi, quien sostuvo que, de cara a la temporada estival 2009-2010, la ciudad no contará con la medicación preventiva, que si bien no es obligatoria, es recomendada por las autoridades sanitarias.

Aquellos que irán de vacaciones a Brasil, y otros países donde la vacunación es recomendada -y en algunos casos obligatoria- deberán recorrer al menos 340 kilómetros para colocarse la dosis.

Según explicó el funcionario comunal, el Ministerio de Salud de la Nación dispuso los lugares de vacunaciones en ciudades con puertos o fronteras: Mar del Plata, Necochea y Capital Federal.

No obstante, el año pasado «hicimos gestiones desde Tandil y conseguimos, en el verano, unas 100 dosis y luego otras 300, vía envío de listados sobre las identidades de las aplicaciones».

Con este antecedente, el municipio procuró repetir la mecánica ante la Nación, pero no obtuvieron buenos resultados.

Cambiaron los funcionarios del área pertinente, y «no pudimos obtener las dosis para responder a consultas de contingentes de jubilados y deportistas», añadió Teruggi.

«Nos dijeron que este año no tendremos la posibilidad de vacunar en Tandil, lamentablemente», manifestó el secretario de Salud comunal.

Tandil y Olavarría, dos ciudades sin puertos ni fronteras, venían garantizando la prestación, pero las últimas gestiones no surtieron efectos.