Sharing is caring!

america

Por Ricardo Natalichio (Material enviado por Leticia Ilariucci)

En la historia reciente de la humanidad, digamos los últimos 500 años, el continente americano ha visto modificada una y otra vez su fisonomía.

Hubo importantes cambios en casi todos los ecosistemas que componen la región. No quedan prácticamente espacios que no hayan sido alcanzados por las actividades humanas, que han producido modificaciones en la flora y la fauna esencialmente por la agricultura, pero también por la ganadería, las mega-represas, la minería, la industria forestal y tantas otras actividades del sector productivo.

Desde la colonización de América y luego de los primeros años, en los que la actividad excluyente de los invasores fuera el saqueo intensivo del oro y la plata de este continente, la industria de la caña de azúcar hizo punta en la historia del abuso de la tierra americana, para beneficio de sus conquistadores.

Los habitantes originarios del continente fueron aniquilados rápidamente. Se calcula que menos del 10% sobrevivieron a las primeras décadas de la conquista. Cazados como animales, sometidos a la esclavitud, mal alimentados y alejados de sus hogares y su entorno natural , fueron además presa fácil para las armas mas letales que llegaran en los barcos europeos, las enfermedades contagiosas inexistentes en el continente hasta ese momento.

Las inmensas riquezas naturales de América se convirtieron en una gran maldición. En el nombre del progreso, del progreso económico de Europa primero y mas tarde también de Estados Unidos, se envenenan las aguas, se pulverizan las montañas, desaparecen bosques, especies vegetales y animales, glaciares, pueblos y culturas completas. Los resultados están a la vista, inundaciones y sequías, desertización, pérdida de biodiversidad, contaminación, desnutrición, proliferación de enfermedades, pobreza, hambre y muerte.

Hace unos 5 siglos el capitalismo descubrió América e hizo lo que el capitalismo sabe hacer, ponerle precio a todo, convertirlo todo en bienes de mercado, explotar recursos naturales y humanos mas allá de sus límites, hasta la destrucción, hasta la devastación.

Sin embargo y pese luego de mas de 500 años de dominación y sometimiento, Latinoamérica resurge como la región del planeta que encabeza un cambio necesario de paradigmas, que urge para la sobrevivencia de la vida misma.

El difícil camino a seguir está trazado. El objetivo es convertirnos en una sociedad que abandone el modelo económico vigente, dirigido por los dueños del capital y del poder, y construya un nuevo modelo, ambientalmente sustentable y socialmente justo. El esfuerzo es grande y será mayor aun, pero el premio lo vale. Nos reencontramos la próxima semana, con una nueva entrega de esta publicación.

Director

rdnatali@ecoportal.net

www.ecoportal.net .