Sharing is caring!

hotelprovincialtornsquist
Hotel Provincial de Sierra de la Ventana

There be dragons» evoca la vida del creador del Opus Dei. Unos 50 vecinos acampan desde el domingo en los dos accesos al parque Ernesto Tornquist, tratando de evitar que unos 40 vehículos y más de 300 personas se instalen allí.

Medio centenar de vecinos de distintas poblaciones cercanas al sistema montañoso de Sierra de la Ventana acampan desde el domingo a la tarde en los dos accesos al parque Ernesto Tornquist. Ese lugar, una reserva natural que administra el gobierno provincial, es el sitio elegido por el equipo que dirige el realizador británico Roland Joffe (The Mission) para avanzar con la grabación de las escenas del filme que evoca la vida del creador del Opus Dei, el sacerdote español José María Escrivá de Balaguer.

La historia se desarrolla durante la Guerra Civil española y se eligió la zona serrana ubicada a unos 580 kilómetros de la Capital Federal por su similitud con la geografía ibérica. Es una coproducción hispano-argentino-norteamericana basada en la investigación de un joven periodista sobre el religioso, fallecido en 1975 y canonizado por Juan Pablo II en 1992. Los manifestantes tratan de evitar que el set de grabación, compuesto por unos 40 vehículos y más de 300 personas entre actores, extras y técnicos, se instale en el sector intangible de la reserva.

Se trata del lugar de mayor grado de preservación dentro del predio enclavado en la zona del Abra, a pocos metros del Cerro de la Ventana (1134 metros) que da nombre al sistema montañoso. El grupo de manifestantes está integrado por guías de turismo, biólogos y habitantes de la zona que todos los fines de semana realiza voluntariamente tareas de preservación de la flora y la fauna del parque.

«Lo que queremos es que no entren a lugares que van a estropear para que después podamos venir todos» dijo Silvana Boletta, farmaceútica de Villa Ventana y una de las primeras en acampar en el lugar. » No estamos en contra de la película, pero hay varios lugares privados donde pueden pagar y filmar ahí», agregó la mujer. Gastón Waimann, guía de turismo, explicó que cuando se realizan excursiones a las cuevas donde existen pinturas rupestres y otros sitios «no nos permiten ingresar con más de treinta personas por grupo y se debe transitar por el sendero». Y aseguran que hay normativas específicas contra la libre circulación por el interior del parque.

El lugar, junto a la Garganta del Diablo y la Fuente de los Bautismos, es uno de los sitios más visitados por quienes realizan turismo aventura. Los responsables del equipo de filmación aseguran que cuentan con la autorización del Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) para ingresar a la reserva, pero hasta el momento no han presentado ninguna documentación que los habilite a trabajar dentro del área protegida. «Dejarlos ingresar crearía un antecedente muy peligroso para el futuro de la reserva natural» agregó Guillermina Prado, que vive en Sierra de la Ventana, a unos 25 kilómetros del lugar de la protesta.