Sharing is caring!

moyano

Los líderes sindicales Armando Cavalieri, Gerardo Martínez y Oscar Lescano señalaron que el camionero logra conquistas «sólo para su gremio y advirtieron que «hay muchos» con capacidad de liderazgo.

La escalada de tensión en la CGT estalló en público. Los principales referentes de los «Gordos» se reunieron esta tarde y lanzaron durísimas críticas a Hugo Moyano, a quien acusaron de «personalista» y de trabajar sólo en beneficio de los afiliados de su gremio, el de los camioneros.

El diagnóstico de Armando Cavalieri, histórico líder de los empleados de comercio fue lapidario. «Hablamos del personalismo de Moyano para conducir y de que hay muchos dirigentes en condiciones de conducir al igual que él. El Gobierno acepta el diálogo sólo con Moyano y ese es la principal crisis que tenemos. Porque, además, Moyano no cambia», embistió el sindicalista.

Hizo estas declaraciones a la salida de una reunión que mantuvo con otros gremialistas enfrentados con Moyano, a quien acusan de manejarse sin consultarlos. Antes de que se realizara el encuentro, se repartieron afuera de la sede de la Uocra carteles en apoyo del secretario general de la central obrera: «Hay Moyano para rato», decían los volantes.

En sintonía con el reclamo de Cavalieri, el secretario general de la Uocra, Gerardo Martínez, coincidió en que tiene que se «el cuerpo colegiado el que represente a los compañeros sindicales».

Pese a criticar las formas en que Moyano llevó adelante la estrategia electoral, Martínez ratificó que no le pedirán la renuncia a Moyano y agregó: «No hay que hablar de cambios. No se tiene que ir Moyano; el es el secretario general. Nuestra preocupación es escuchar el reclamo de la gente y encontrar fórmulas con el gobierno para que la crisis no golpee».

Respecto de la figura del líder camionero, sostuvo que tuvo un «exceso de personalismo». Y añadió: «La conducción colegiada debe ir al Consejo Económico y Social. Lo importante es que hay algunos que reclaman cambios en las formas y los debates internos dentro de la central. Queremos la unidad del movimiento».

En tanto, Oscar Lescano (Luz y Fuerza), sostuvo que hay que «dialogar» y aseguró que si la CGT no se rompe, «es porque hay voluntad de diálogo».

«Estamos dispuestos a apoyar al Gobierno, pero tenemos que ver qué pasa cuando se convoque a la CGT», dijo el sindicalista y manifestó que están «evaluando llamar a Barrionuevo» para unificar al movimiento sindical.

El encuentro en la sede de la Uocra se realizó en un clima de tensión y ruptura. De hecho, los rebeldes no asistieron el jueves último a la reunión de consejo directivo sindical. Fue la primera vez que ocurrió desde que el camionero fue reelegido hace un año en la CGT. En este contexto, el titular de la Uocra, Gerardo Martínez, recibe desde este mediodía a Armando Cavalieri (Comercio), Carlos West Ocampo (Sanidad), José Pedraza (Unión Ferroviaria), Andrés Rodríguez (UPCN), entre otros.

Sí, voy. Antes de que empezara el encuentro entre los «Gordos» y los «independientes», que integran los sindicatos de más afiliados de la CGT, Moyano había confirmado su participación en la reunión del Consejo Económico Social (CES), que será convocada por el gobierno nacional.

Mediante un comunicado que firman Moyano y el secretario de Derechos Humanos de la CGT, Julio Piumato, se informa que la decisión de participar del Consejo Económico y Social fue adoptada el jueves pasado por el Consejo Directivo por «unanimidad».

Moyano señaló que «fue unánime la postura» acerca de la «importancia y la necesidad de los trabajadores no sólo de participar sino de hacerlo con la seriedad y el compromiso que tal institución requiere para su éxito que redundaría en un beneficio para todos los argentinos».

Asimismo, destacó que por ese motivo se resolvió «aceptar la participación orgánica del movimiento obrero organizado en el Consejo Económico y Social y delegar como es costumbre en el Secretario General, la designación de los integrantes que representaran a la CGT en dicho organismo».