Opinión

Más vale tarde que nunca…….

Sharing is caring!

abalsamo-020Por Miguel Abálsamo

«El bolsillo de los necochenses está flaco. el de los pobres con más razón, la economía quieta ,deprimida y afectando a todos los hogares, debemos trabajar entre todos seriamente…». Acaba de decir el alcalde doctor Daniel Molina. Hace dos años Gerónimo Venegas dijo exactamente lo mismo. Parece que nuestro intendente, aunque bastante tarde,  le ha dado la razón…………..

El día lunes 7  de mayo del 2007, hace dos años, en la Casa Rosada, el entonces presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner y el alcalde necochense, doctor Daniel Molina suscribía acuerdos anunciando una etapa de obras para el distrito. Comunicaban  la ampliación del Hospital «Emilio Ferreyra», la planta de líquidos cloacales, viviendas y la Terminal de Ómnibus. Kirchner y Molina  nos aseguraban fondos para obras por treinta millones de pesos.

Nuestro alcalde a la salida de la Casa Rosada, por el Salón Sur hablaba de la generosidad del presidente, de su pluralidad, de la ocupación plena en el distrito de Necochea, manifestando textualmente…» el agradecimiento en nombre de la comunidad de Necochea y Quequén a este gobierno nacional generoso, pluralista. Contamos  con el fuerte respaldo del gobierno nacional, sabiendo que los próximos tiempos serán de crecimiento, plena ocupación y menos exclusiones».

Recordemos que en esa jornada hubo un gran ausente, no invitado por la presidencia de la Nación y no convocado  por el alcalde, se llamó Gerónimo Venegas.

En el fin de semana de mayo del 2007 Venegas hizo declaraciones en nuestro medio diciendo.. «espero por Necochea que esto sea cierto…yo dudo.. en cuanto al futuro creo será difícil, podemos entrar en períodos complicados. El país sigue teniendo mucha pobreza, desocupación y algunos funcionarios no dicen la verdad sobre la situación actual».

La administración Molina replicó inmediatamente, y el propio alcalde prácticamente lo llamó » traidor a la patria», al presidente del PJ local, secretario general de las 62 Organizaciones, titular del gremio UATRE. En esos momentos, una parte de nuestra sociedad compartió  conceptos del alcalde, y se estableció una discusión mediática, que solamente se saldaría en el futuro. Había que esperar el futuro. Precisamente, a dos años y meses de aquella discusión, deberíamos decir VENEGAS TENÍA RAZON.

Hoy, 10 de julio del 2009, exactamente dos años, dos meses y tres días después, el alcalde Molina declara que » el bolsillo de todos los necochenses está flaco, la economía local quieta y deprimida». Vaya… Molina descubrió la pólvora.

La sociedad K parece  disolverse ante la realidad imperante.

Ahora caminamos por sendas parecidas. Bueno… mejor tarde que nunca…

Lástima que las tardanzas no son simples horarios, retardan el crecimiento de los pueblos, paran el desarrollo, desvían los objetivos y no ayudan a resolver o detener las crisis.

Molina debió prever. No incluir 600 nuevos empleados en su estado municipal, no mostrarse indolente ante cada presupuesto deficitario con que cerraba sus cuentas anuales, hasta llegar a este presente que desespera con diez millones de dólares. Nunca supo seducir inversionistas reales, promover nuestra capacidad turística o mostrarse empresarialmente como un gobernante que muestra la ciudad, buscando innovaciones y buenos negocios que hagan prosperar nuestra zona.

No escucho. Hace dos años la Cámara Comercial e Industrial fue otro sector que predijo este final, al unísono con Venegas, comerciantes, empresarios, analistas económicos alertaban  que debíamos hacer algo en nuestro pago chico para aliviar las andadas en que andaba el gobierno nacional.

¿Saben por qué Molina no entendió ese futuro que se venía?…porque no piensa en la Necochea de veinte años por delante, simplemente analiza el día después. No es un estadista, es un político de cabotaje, incapaz de pensar en las nuevas generaciones, solamente aferrado al triste y mediocre presente,

Claro que baja la recaudación, claro que repercute en la coparticipación. Y va a caer más toda la recaudación de tasas municipales, primero por la situación actual nacional, segundo por la falta de confiabilidad del capitán del barco.

Hoy tenemos un déficit de diez millones de dólares en nuestro municipio. Ojo… Cuando el país crecía a tasas chinas del ocho por ciento anual, Necochea igualmente se hundía año a año en cada presupuesto. Cuando en otros municipios se sostenía un crecimiento nosotros fuimos incapaces de tomar la coyuntura y aprovecharla, aunque hubiese sido una luna de miel de días. Hoy es demasiado tarde. La administración Molina en esto fue igual, con un país en crecimiento o un país en decrecimiento como el actual, tuvo una mediocridad nunca vista en  intendentes democráticos.

  • Argentina va camino al 2001.
  • Con una pareja matrimonial sin escuchar, sin saber, sin ver.
  • El 50 % de la población argentina es pobre.
  • Veinte millones de compatriotas no tienen cobertura salud.

Mueren 30 chiquitos de menos de cinco diariamente por enfermedades evitables. Doce mil al año, la mayoría por falta de alimentación, en un país que puede darle de comer a trescientas millones de personas.

La desocupación trepó al doce por ciento, igual que en 1999, cuando el final  recesivo del gobierno del doctor Carlos Menen, tenemos dos millones de desocupados, y se retiran depósitos al exterior en la misma proporción que en el crisis del 2001.

Ahora se habla de reducción de subsidios, equivalente a rápida suba de tarifas, del impuesto a la renta financiera, equivale decir que los bancos cargarán las tasas, los créditos serán inaccesibles, debemos deducir menos crédito de financiamiento para el trabajo, equivalente a menor producción nacional.

El » nuevo equipo económico», este maquillaje desesperado de los K, tan desesperados como el alcalde necochense en el pago chico, quiere instrumentar un bono patriótico, obligándole al Banco Central compulsivamente  a canjearlos.

Y se viene la inflación y la maquinita de emitir.

Los fondos están pacificados ( no como en época de la convertibilidad), el Banco Central tiene los pesos que pueden reemplazarlos por los bonos «patrióticos»  .Si no pueden levantarlos es sencillo, comienzan a emitir dinero. Igual inflación. Será imparable en la Argentina. Un coctel peligroso, inflación y recesión.

Aunque tarde al fin se dio cuenta el alcalde Molina que la situación es esta. Las ciudades paralizadas, en gran parte por la 125 que a nuestra zona la paralizo. Una superficie de 479.000 hectáreas en todo el distrito de Necochea, el gobierno nacional se queda con cuatrocientos millones de pesos en concepto de retenciones y recibimos como transferencia, 33 millones de pesos. Después festejamos alborozados  el dinero por la soja que nos envían, miserables pesos, que terminamos discutiendo en el Concejo Deliberante.

Cada dígito de inflación, cien mil pobres nuevos en la Argentina de Kirchner. Cada negocio con el bolivariano «quinto mundista» significa una usura a pagar, cada día nos alejamos del mundo normal y elegimos la prehistoria.

Mientras tanto metemos mano en el ANSES, y nos ocupamos de Honduras como tema central. La gripe avanza, el  gobierno delira y el alcalde comprendió la realidad. A fuerza de votos en contra y del sonido popular.

Le costó dos años y medio aceptarla.

!!!Bienvenido alcalde al reino de los realistas!!!

Más vale tarde que nunca.