Sharing is caring!

ranking-verde-de-electr-nicos-2Greenpeace actualizó su ranking verde global de compañías de electrónicos. Mientras Nokia mantiene el lugar más alto del podio, Hewlet-Packard, Dell y Lenovo fueron penalizadas en el ranking por retroceder en el compromiso público asumido y postergar dos años la eliminación de sustancias tóxicas de sus productos. Nintendo continúa en el último lugar y Apple cae casilleros al puesto once aunque sin modificar su puntuación.

Greenpeace presentó hoy la actualización de su “Ranking Verde de Electrónicos (1)”  a nivel global. En su última edición el ranking reveló que las gigantes Hewlett Packard (HP), Dell y Lenovo no han cumplido con el compromiso asumido públicamente, por lo que han descendido posiciones en el ranking.  Las tres empresas fueron penalizadas en el ranking por haber pospuesto su compromiso de eliminar de sus productos el policloruro de vinilo (PVC) y los compuestos químicos conocidos como BFRs (retardantes de llama bromados) (2), medida establecida en primer término para finales de 2009 y suspendida ahora hasta 2011.

Es así como HP continúa rezagada, pero ahora más abajo en el puesto décimo cuarto del ranking verde detrás de otras compañías de PCs, habiendo pospuesto su compromiso voluntario asumido en 2007 de eliminación de PVC y BFRs de sus computadoras y demás productos (excluidos sus server y línea de impresoras). Además de esto, y a diferencia de Dell y Lenovo, HP no está colocando en el mercado modelos de PCs en los que se hayan reducido significativamente estas sustancias tóxicas.

En la cima del ranking permanece Nokia con 7.4 de los 10 exigidos, seguido por Samsung y alcanzando el podio Sony Ericsson (tercera), con 7.1 y 6.5 puntos respectivamente. LGE, Toshiba y Motorola se movieron dentro del ranking alcanzando los puestos cuarto, quinto y sexto respectivamente. Sony desbarrancó cayendo desde la posición número 5 a la 12, ya que no ha seguido el avance hecho por otras compañías, especialmente en el punto relacionado al reciclado de los residuos electrónicos. En una posición muy inferior (décimo sexta), Lenovo también ha caído debido a la marcha atrás en su compromiso sobre eliminación de sustancias tóxicas en sus productos, aunque junto a Dell (décimo tercera) están colocando en el mercado productos con una significativa reducción de PVC y BFRs.

Por otro lado, y a pesar de la nueva línea de computadoras de Apple, prácticamente libre de PVC y completamente libre de BFRs, la compañía ha caído una posición pero sin modificar su puntuación. No obstante ello, Apple demuestra la factibilidad técnica actual de colocar en el mercado productos con componentes alternativos a estas sustancias peligrosas.

Greenpeace impulsa a las compañías a eliminar BRFs y PVC de todas las  gamas de productos. Estas sustancias son dañinas en todo el ciclo de vida de los productos; eliminarlas o sustituirlas reduce la contaminación durante el proceso de producción y la disposición final de los residuos electrónicos y eléctricos, y hace que los productos puedan ser reciclados de una manera segura y responsable.

En Argentina Hewlett Packard junto a Probattery, Sony Argentina S.A, Canon, Rayovac y Nextel han presentado voluntariamente a la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires su plan de “take back”  de pilas y baterías secundarias, en el marco del programa de Gestión de Pilas y Baterías. No obstante ello los programas de responsabilidad de las empresas se reducen únicamente a  este plan, aún con resultado incierto, y solo afecta a pilas y baterías secundarias.

El “Ranking Verde de Electrónicos” califica a las empresas del sector de tecnología y telecomunicaciones acerca de sus políticas globales en relación a la eliminación de sustancias contaminantes y su responsabilidad como productores de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. A través del ranking Greenpeace promueve cambios relevantes en un sector industrial que hoy en día genera un flujo creciente de residuos peligrosos.

“En Argentina Greenpeace impulsa la responsabilidad individual del productor (RIP) como principio político, económico y legal para que las empresas se responsabilicen por todo el ciclo de vida de los productos que colocan en el mercado. Hoy en el Senado de la Nación se está trabajando por una Ley de Presupuestos Mínimos de Gestión de Aparatos Electrónicos y Eléctricos  (RAEE) que es de imperiosa necesidad, debido al creciente aumento en el consumo de esta clase de productos y del aumento constante de sus residuos”, señaló Juan Carlos Villalonga, Director de Campañas de Greenpeace Argentina

La basura electrónica es enterrada en la actualidad junto con los residuos municipales o reciclada de manera informal en condiciones muy riesgosas para la salud de quienes llevan a cabo esta tarea.

Notas:

(1) Resumen Español

http://www.greenpeace.org/argentina/contaminaci-n/basta-de-basura/un-nuevo-flujo-de-residuos-pel/ranking-verde-de-productos-ele-3

Versión completa en inglés

http://www.greenpeace.org/argentina/contaminaci-n/basta-de-basura/un-nuevo-flujo-de-residuos-pel/ranking-verde-de-productos-ele-4

(2) El PVC es un termoplástico clorado que representa una enorme fuente de sustancias contaminantes para el ambiente. Se encuentra en las recubiertas de los cables de los aparatos formando más del 90 por ciento de los mismos. En el momento de la fabricación del PVC, o aun cuando éste es quemado, libera dioxinas y furanos clorados. Estas sustancia son tóxicas en bajas concentraciones, se bioacumulan en los tejidos y son persistentes en el ambiente.

Además el PVC contiene varios aditivos y estabilizadores, algunos de los cuales son peligrosos como los metales pesados y los plásticos ftalatos.

Los retardantes de llama bromados o BFRs, especialmente los PBDEs (policromodifeniléteres), son sustancias que pertenecen a la familia de los compuestos aromáticos y pueden tener hasta diez bromos unidos. Son agregados a los plásticos de alto impacto utilizados en televisores y monitores de computadoras en concentraciones del 5 por ciento al 30 por ciento del peso, para alcanzar los estándares de seguridad de materiales ignífugos.

Estas sustancias tóxicas persisten en el ambiente y contaminando animales, entran en la cadena alimenticia y se acumulan en el cuerpo de los organismos. (Greenpeace Argentina)