Locales

PUERTO QUEQUÉN atraviesa su peor momento

Sharing is caring!

puerto-quequen-muelles-05

Una sentencia obliga al CGPQ a pagar una multa de $ 9.285.721,19 por una importación irregular. El caso es de 1996, cuando llegó la draga ucraniana Perekopskiy.

Las nuevas autoridades del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén comenzaron a analizar con sus asesores legales de qué forma accionarán, en los próximos días, frente a una sentencia que obliga al ente a pagar una multa de 9.285.721,19 pesos por una importación irregular.

Se estima que los asesores del CGPQ apelarán la decisión de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, aunque no trascendieron mayores detalles al respecto.

Según se informó, el tribunal entendió que el Consorcio de Gestión cometió una infracción al artículo 970º del Código Aduanero cuando decidió traer al país la draga ucraniana Perekopskiy.

La embarcación extranjera arribó a la Argentina el 18 de marzo de 1996, cuando el ente autónomo era presidido por Jorge Osvaldo Gil. El ente portuario la ingresó al país y la Aduana extendió una autorización temporaria, lo cual permitió que no se abonaran aranceles por 3.806.437,50 pesos.

Sin embargo, se concedió un plazo máximo de 180 días para regularizar la situación, tras el cual el mencionado organismo, dependiente de la AFIP, dispuso la interdicción de la draga. Allí comenzó un largo proceso que finalizó ahora con esta condena que, seguramente, será apelada por los abogados del CGPQ.

El contrato con la draga Perekopskiy fue rescindido en febrero de 2007, cuando la presidencia del CGPQ era ejercida por el ingeniero Mario Goicoechea. En ese momento se afirmó que esa decisión contó con el respaldo de la entonces ministra de la Producción bonaerense, Débora Giorgi.

Este conflicto legal llega al Consorcio de Gestión justo cuando hace algunos pocos días que el concejal del PJ-Frente Justicialista para la Victoria, arquitecto Ernesto Costanzo, asumió como nuevo presidente del ente.

Su designación viene a cubrir la vacante generada a mediados de abril pasado tras la renuncia del ingeniero Mario Goicoechea, quien se vio envuelto en la interna del peronismo local y provincial, caracterizada por una ofensiva del kirchnerismo contra dirigentes cercanos al referente del peronismo disidente y gremialista Gerónimo Venegas.

En el acto de asunción de Costanzo estuvieron presentes, entre otros, el ministro de la Producción, Martín Ferré; el presidente del bloque de senadores provinciales del oficialismo, Osvaldo Goicoechea, el senador provincial Javier Mazza y las concejales del PJ-Frente Justicialista para la Victoria de Necochea, Ana Asa y María de los Angeles Haberle.

El flamante funcionario será reemplazado en su banca por Carlos Rens (h), pese a que no resulta incompatible la concejalía con la titularidad del ente autónomo portuario.

Días pasados se había designado presidente interino a Oscar Mario Rossi, dado que la acefalia en la que se encontraba el CGPQ impedía la firma de expedientes y la toma de distintas decisiones, lo cual provocaba un notorio malestar en la comunidad portuaria.

Costanzo ingresó al Concejo en 2005 y siempre se ubicó en el sector político del senador Javier Mazza, ex funcionario municipal guante la administración del ex intendente Julio Municoy y que, también, fue presidente de la obra social IOMA.

Desarrollaremos una gestión que tienda a articular lo público con lo privado para que Puerto Quequén despliegue todo su potencial en materia de exportaciones», expresó el designado titular del Consorcio de Gestión.

Costanzo fue uno de los dirigentes de Necochea que el ex presidente Néstor Kirchner recibió el mes pasado en la residencia de Olivos, cuando se le solicitó que fueran removidos de sus cargos varios funcionarios que estaban al frente de organismos provinciales o nacionales en Necochea.

Así fue como el subsecretario de Trabajo, Pablo Aued, permaneció sólo una semana en ese ámbito y fue desplazado, lo mismo que Héctor Ismael Llarías, que estaba al frente del IOMA. Otro que renunció fue el responsable de la oficina del ANSeS, Sebastián Arregui, y también lo hizo el titular del CGPQ, Mario Goicoechea.

Costanzo agradeció su nombramiento por parte del gobernador Daniel Scioli y prometió trabajar para que Puerto Quequén recupere su sitial en el contexto nacional.

La estación marítima local viene atravesando por una complicada situación como consecuencia de una abrupta caída en las cargas, a raíz de la merma de granos para embarcar a destinos del exterior.

A esto se le debe sumar la crisis internacional que derivó en una contracción en la demanda de aquellos países que importan cereales y subproductos de nuestro país.

En fuentes del CGPQ se reconoció que el organismo sufrirá inconvenientes financieros por la mencionada realidad, además de tener que afrontar los elevados costos que significa el dragado en el canal de acceso e interior del vaso portuario.

Por este motivo, no se descarta la posibilidad de solicitar un subsidio al gobierno bonaerense para que contribuya a solventar los gastos que demanda el mantenimiento de la profundidad para la adecuada operatoria de los buques. (LA NUEVA PROVINCIA)