domingo, mayo 26, 2024

Nacionales

TRABAJO INFANTIL: Proteger a los niños, proteger el futuro

Sharing is caring!

trabajo-infantil.jpg

El trabajo infantil es una realidad mundial que debe ser combatida; emprender esta batalla es responsabilidad de Estados, instituciones y organismos, como el RENATRE, que desde la Argentina lucha por la erradicación de este flagelo.

Que los niños trabajen no es una novedad, lo han hecho desde siempre y la historia lo confirma. En la época de la Revolución Industrial los hicieron trabajar en las fábricas y con jornadas laborales que atentan contra la salud de cualquier ser humano. Hoy, luego de más de ciento cincuenta años, la realidad no cambió nada: los niños siguen siendo utilizados como fuerza de trabajo en la industria, en la construcción y, también, en el sector rural. El trabajo infantil es una realidad que no escapa a ningún ámbito y que está presente tanto en el campo como en la ciudad.

Desde el Registro se busca a través del trabajo en conjunto con organismos nacionales, como el Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social (MTEySS) y el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), y organismos internacionales, como la OIT, la UNICEF, la UITA y la OISS, erradicar el trabajo infantil de la realidad local y mundial. Todos ellos se comprometieron hace dos años en la firma de un «Protocolo de Intención para la Erradicación y Prevención del Trabajo Infantil» a aunar esfuerzos que lleven a la desarticulación de este mal.

A partir de la utilización de la Libreta de Trabajo Rural (LTR), impulsada y puesta en funcionamiento por el RENATRE en 2002, el Registro encontró una herramienta más que contribuye a poner fin al trabajo infantil, ya que la misma excluye a los niños. Y también un instrumento que hace cumplir y respetar la Ley 26.390, que prohíbe el trabajo de todos aquellos menores de quince años.

Asimismo, el Registro alienta constantemente a las familias rurales a educar a sus chicos y a que los niños jueguen a ser lo que son: niños y no adultos. Por esta razón, la educación y la asistencia a la escuela son fundamentales en la tarea de prevención y eliminación del trabajo infantil.

Pensar políticas que alejen a los niños de las tareas que solo le corresponden a los adultos y transformar lo pensado en hechos, es una de las misiones que se propone el RENATRE para cambiar la realidad de los únicos privilegiados: los niños.