Locales

TERMALISMO: Necochea a la altura de las circunstancias

Sharing is caring!

medano-blanco1.jpg

Días pasados se llevó a cabo en Necochea el Seminario de Termalismo e Hidroterapia NECOCHEA 2009, que contó con la presencia de importantes autoridades en el tema a nivel nacional y visitas de numerosas provincias argentinas y aun de la hermana República Oriental del Uruguay. El punto de referencia no es otro que el desarrollo termal que impulsa la UATRE en Médano Blanco, y que fue objeto de las mejores consideraciones por parte de los visitantes.

El encuentro enmarcó también a una clase del Posgrado de Termalismo e Hidrología Médica que dicta la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Entre Ríos, único espacio de especialización en el continente Americano. Una actividad académica  de lujo que hemos podido disfrutar, considerando la calidad de las disertaciones y teniendo en cuenta que difícilmente se pueda volver a realizar en nuestra ciudad.

Evidentemente el futuro es muy auspicioso, dadas las condiciones del agua termal del lugar, de los fangos que se generan, del entorno donde se erige el complejo y de las características del mismo.

Los visitantes calificaron al proyecto de «faraónico», en el buen sentido de la palabra. No dejó de maravillarles la suma de detalles técnicos de última generación, la dimensión del lugar y la manifiesta disposición de quienes están a cargo de la obra, para que esta se realice de manera óptima: al decir de una de las personas de la UATRE, este centro termal es uno de nuestros «hijos dilectos».

En los próximos meses, coincidiendo con la «puesta a punto» de las instalaciones, seguramente irán apareciendo importantes novedades respecto de las investigaciones que se llevan a cabo con el agua del lugar y sus posibilidades terapéuticas. También se generará un  espacio de capacitación de personal que enriquecerá la calificación profesional de los kinesiólogos y asistentes de nuestra ciudad. Esperemos que Necochea pueda comprender la dimensión de lo que se viene, y esté a la altura de las circunstancias…