martes, febrero 27, 2024

Nacionales

Sin comentarios

Sharing is caring!

giorgi

La SAGPyA dejó de publicar en setiembre las estadísticas mensuales de molienda de oleaginosos y cereales, las posiciones compradas y vendidas en granos de la exportación y la industria (vitales para la transparencia del mercado), y la información del sector lácteo. Además, en marzo también discontinuó la publicación de los informes de estimaciones agrícolas. El ocultamiento de datos básicos del sistema de comercialización agrícola no es más que otra pata de la política intervencionista del Gobierno.

A última hora del lunes 30 de marzo, la Secretaría de Agricultura de la Nación (SAGPyA) emitió un comunicado de prensa aclarando que el informe de estimación de cosecha de soja que había sido difundido por el organismo ese mismo día no era válido, «ya que se trata de un documento preliminar que contiene datos erróneos. Por este motivo se decidió retirar de la página web (de la SAGPyA) el documento publicado en principio. La versión definitiva será difundida entre mañana y pasado», indicaba el comunicado. La realidad es que el informe de estimaciones agrícolas correspondiente al mes de marzo nunca fue publicado en el sitio oficial de la Secretaría.

El documento sacado de circulación -que al cabo sería el último que aunque sea durante algunas horas vio la luz- hablaba de una cosecha de soja de entre 37 y 39 millones de toneladas, una producción distante de las 41 millones que vaticinaba el Gobierno en pos de mantenerse firme en su posición contra el campo a horas de finalizado el paro propuesto por la Comisión de Enlace.

El miércoles 6 de este mes, en tanto, el diario Clarín publicó que personal de la SAGPyA había hecho trascender el relevamiento de cultivos realizados en abril, que debería haber sido divulgado a fin de ese mes, pero que las autoridades políticas de la Secretaría decidieron cajonear. El documento pronosticaba que la cosecha de soja sería peor todavía de lo que muchos imaginan: de apenas 33 millones de toneladas. Según el matutino, el secretario Carlos Cheppi no quiso que se ventilaran los pésimos resultados productivos que ocasionó la sequía y eligió discontinuar una serie estadística que se inició en 1886.

Iceberg

Los datos de la cosecha de soja son apenas la punta del iceberg. Porque abajo hay pilas y pilas de estadística y de información que el Gobierno decidió dejar de hacer pública. A partir de setiembre de 2008, la Dirección de Mercados Agroalimentarios de la SAGPyA no publicó más las estadísticas mensuales de oleaginosos y cereales. También discontinuó la publicación de los informes mensuales de estimaciones agrícolas (que elaboraba la Dirección de Coordinación de Delegaciones del organismo), las posiciones compradas y vendidas en granos de la exportación y la industria (datos vitales que hacen a la transparencia del mercado de granos); y las estadísticas del sector lácteo. «La cuestión es que la información se encuentra disponible, pero no es difundida por una decisión política. No es el único caso», le aseguró a LA VOZ DEL PUEBLO un importante consultor de agronegocios que tiene llegada a las más altas autoridades del organismo público.

Esa misma fuente preguntó con ironía: «¿Vos no sabés por qué echaron a Camarero?». Durante ocho años, Mario Camarero fue el director de Coordinación de Delegaciones de la SAGPyA, es decir: el encargado de dirigir los informes semanales y mensuales de estadísticas agrícolas. Pero en febrero fue separado de su cargo por razones de «restructuración de personal». Su lugar fue ocupado por Juan Usandivaras, sin ningún antecedente técnico en lo referente a estadísticas agrícolas.

Pero volvamos a las números. En setiembre del año pasado el sector lácteo también empezó a sufrir la falta de información: la Secretaría dejó de publicar datos sobre el valor promedio del litro de leche pagado por la industria a los productores y desde noviembre es imposible encontrar información sobre el Indice Lácteo.

Informados

«La información que al productor le falta algunos la conocen. Hoy el exportador está sabiendo perfectamente la cantidad de toneladas de soja que eventualmente hay y cómo puede hacer su negocio. Y vuelve a perder el productor que no tiene idea cuál es la producción», analizó el ingeniero y consultor Mario Parente.

«Existe un Gobierno que ha prostituido todo lo que es el mercado, la información, y se dedicó a crear una nebulosa de incertidumbre, que mucho daño le hace sobre todo a las economías regionales y al productor en forma particular», completó Parente.

Para Hugo Cadenas, presidente de la Cooperativa Agraria, la falta de información tiene que ver, en parte, con que el Gobierno «busca que no trasciendan malas noticias. Entonces cuando los números son bastante desagradables para la gestión se los manipula, tal como se hace con el INDEC». Aunque entiende que eso es sólo una porción de la historia: «También oculta datos por una cuestión de filosofía y de política. Así como toman una serie de medidas destinadas a centralizar el manejo de las ventas, de los precios, del abastecimiento, es clara la política que todas las transacciones comerciales pasen por la secretaría de Comercio o por la ONCCA, y por eso ponen allí a sus seguidores más fieles. Y me parece que en el tema información ocurre lo mismo: el objetivo es manejar toda la información, pero que la gente no la conozca».

Estatización

En lo que no tiene dudas el presidente de la Agraria es que «todos estos manejos forman parte de un proyecto que va a terminar en la centralización del comercio, la exportación, y si les da el cuero iremos a una economía planificada y centralizada como uno vio en los países comunistas».

Hacia el mismo lado fue el análisis de Parente: «La ONCCA pasó de ser un organismo de control a uno regulador del comercio de granos. Y la conclusión a lo que uno llega es que el Estado lo que ha hecho con los productos primarios es una estatización. Porque hoy lo que nosotros tenemos, sin existir la Junta Nacional de Granos o la Junta Nacional de Carnes -organismos que han sido nefastos-, en la práctica vivimos una situación mucho más distorsionadora de los mercados. A tal punto que los mercados de los productos de nuestra región están totalmente estatizados, y estatizados de una manera irreverente y destructiva para lo que es la producción».

Y agregó: «Ahora no sabemos las toneladas que tenemos y las que tenemos, en manos de quiénes están. En la última reunión por el tema trigo estaban la ministra de Producción, Débora Giorigi, y el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi -que es un che-pibe en la toma de decisiones- pero los que hablaron fueron Ricardo Echegaray, jefe de la AFIP, y el secretario de Comercio Guillermo Moreno. Es decir, todo te conduce a que el Estado está regulando los precios. Y al Estado se le han sumado los exportadores, que seguramente estarán haciendo muy buenos negocios, y también los molinos, que están aprovechando esta coyuntura». Sin comentarios. (LA VOZ DEL PUEBLO)

2 thoughts on “Sin comentarios

  1. AHORA LE PERDONAN LA DEUDA A PEQUEÑOS Y MEDIANOS MEDIOS DE COMUNICACION, ESTA MUY BIEN PERO ESPEREMOS QUE DESPUES NO SE LE TIREN EN CONTRA COMO LO HIZO CLARIN…

  2. OJALA QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS INDUSTRIALES Y EL CAMPO…QUE GANARON FORTUNAS DURANTE LOS 5 AÑOS DE CRECIMIENTO…OJALA…PERO LA CTA NO HABIA APOYADO AL CAMPO CON EL TEMA DE LA RES.125?

Comments are closed.