Sharing is caring!

escollerado4
Escollerado realizado en Bahía de los Vientos

Desde Gobernación se ordenó tomar medidas urgentes para la recuperación costera en estas dos localidades.

Para ello se creó una comisión especial integrada por varias áreas. La misma, entre otras cosas, se encarga de poner freno a la creciente erosión en el litoral fluvial y marítimo. La labor de la comisión se apoya en el Plan Integral de Costas. Se trabaja en cinco zonas, según parámetros geográficos y ambientales. Una de ellas abarca a Mar del Plata y al resto de la costa atlántica. Entre los objetivos de la comisión figura la proyección de obras de infraestructura en balnearios, puertos y acantilados.

Unas de las principales actividades que llevará a cabo es la de formular una legislación de costa provincial, donde se demarque el ámbito y los organismos de aplicación de la ley, además de una definición propia de costa, que hoy la Provincia no tiene.

Los especialistas señalan que la evolución de la erosión costera es cada vez más preocupante. Año tras año las playas bonaerenses pierden cientos de metros de extensión como consecuencia de la actividad erosiva. Por eso advierten que son necesarias medidas concretas para evitarla y sanciones para aquellos que edifiquen en zonas no permitidas.

La situación en el Partido de La Costa es la más angustiante. Por este motivo, el Municipio, una vez culminados los estudios prelimirares, transmitirá al Ejecutivo provincial la necesidad de expropiar una serie de viviendas que impiden la recuperación costera y que corren grave peligro.

La costa atlántica bonaerense sigue padeciendo uno de sus peores males. Se trata de un flagelo que avanza a pasos agigantados y que puede, literalmente, dejar sin playas a la Provincia: la erosión costera.

Preocupados, varios municipios comenzaron desde hace un par de años a tratar seriamente el tema y a tomar medidas al respecto. La Municipalidad de La Costa evalúa la posibilidad de expropiar varias propiedades que se encuentran sobre la costanera en Mar del Tuyú, Las Toninas y Santa Teresita. Según explican fuentes oficiales a La Tecla, «estas viviendas no sólo afectan al medio ambiente, sino que además corren grave peligro debido a la cercanía del agua».

El intempestivo mar y la mano del hombre fueron un cóctel mortal para las costas. Las modificaciones sobre el paisaje natural dieron resultados indeseables. Tal es el caso de la eliminación o fijación de los cordones de dunas para la construcción de viviendas, la forestación y el trazado de caminos costeros, que llevaron a la pérdida de la protección natural que las dunas ofrecen contra los eventos de intensa actividad erosiva del mar. Sumado a esto, la remoción de grandes volúmenes de arena y la obstrucción de los procesos de transporte natural de estos sedimentos aumentan la vulnerabilidad de las costas frente al ascenso del nivel del mar y otros efectos del cambio climático.

En lugares como Mar del las Pampas, Mar Azul, Las Gaviotas y Villa Gesell, la proliferación de spas y aparts hotel sobre las costas se ha acrecentado en

los últimos años al ritmo del gran éxito turístico.

Los 16 municipios bonaerenses que se encuentran a orillas del océano Atlántico aplicaron medidas correctivas o preventivas frente a esta situación. En Villa Gesell procedieron al cierre de calles costaneras y a la reprogramación del uso de los sectores de playa. Una pasarela de madera elevada permite que la arena se acumule y circule por debajo, favoreciendo el reabastecimiento de las empobrecidas playas céntricas.

En el Partido de la Costa, la restauración de la duna frontal se fue logrando gradualmente mediante un método conocido como «enquinchado». Este consiste en la instalación de paquetes de ramas con la función de interceptar las partículas de arena que transporta el viento. El método, que en sus inicios se aplicaba como una técnica experimental, ha demostrado ser efectivo en varios puntos de la Costa.

La situación en los balnearios Las Toninas y Mar del Tuyú es crítica. No sólo está visiblemente afectada la extensión de la playa, sino que además abundan las edificaciones sobre éstas. Por este motivo, el Honorable Concejo Deliberante local prohibió mediante una ordenanza las construcciones o ampliaciones de viviendas por un término de cinco años. La gravedad de estas localidades requiere medidas más urgentes, según explican a La Tecla desde la subsecretaría de Obras Privadas de la Municipalidad, ente encargado de realizar el diagnóstico de las expropiaciones.

Las edificaciones se encuentran prácticamente sobre arena y a pocos metros del mar. Además de perjudicar al medio ambiente, estas casas corren grave peligro de ser embestidas por al agua.

«En esta instancia estamos evaluando cuántas casas están en situaciones críticas, y las estamos tasando para tener una idea del valor. Luego, estos estudios preliminares deben ser evaluados por el gobierno provincial, que deberá mandar al Poder Legislativo una ley de expropiación», explica el funcionario municipal a este medio.

Cabe señalar, en primer lugar, que la mayoría de estas viviendas son construcciones que no tienen más de diez años.

La decisión final sobre el futuro de estas casas la tiene el Ejecutivo provincial, que en caso de aprobar la expropiación deberá negociar con los propietarios el precio que pagará el Estado.

El debate está abierto, y el gobierno bonaerense tendrá la última palabra.

EROSIÓN COSTERA: La situación en Necochea y en Mar del Plata no es para nada alentadora.ahorainfo.com.arLocalesDesde Gobernación se ordenó tomar medidas urgentes para la recuperación costera en estas dos localidades. Para ello se creó una comisión especial integrada por varias áreas. La misma, entre otras cosas, se encarga de poner freno a la creciente erosión en el litoral fluvial y marítimo. La labor de la...Desde Necochea al mundo