Locales

ATE: «El hambre no lo inventamos los trabajadores» respondió Carlos Díaz a las palabras de Susana Jensen

Sharing is caring!

carlos-diaz-11-08-08-ahorainfo-002

En un comunicado de Prensa el titular de ATE Necochea-Lobería dijo que «La Asociación Trabajadores del Estado (A.T.E.) de Necochea expresa que resulta paradójico que los representantes en el Consejo Escolar de los partidos políticos responsables de inventar el hambre y la pobreza en la Argentina, quieran responsabilizar a los trabajadores auxiliares de la educación por el hambre de los pibes en Necochea y Quequén.»

Más adelante indica que «Ante el conflicto en la provincia de Buenos Aires, los auxiliares afiliados a la A.T.E. garantizaron los menús de emergencia siendo responsabilidad de las autoridades educativas que ese alimento llegue a los niños y niñas.

Los trabajadores estatales no somos parte de ninguna interna política. Esas palabras hace tiempo que las desterramos de nuestro vocabulario.

Los trabajadores construimos todos los días un proyecto político propio que es el de la clase trabajadora. Los trabajadores afiliados a la A.T.E. tenemos como principios la autonomía de la clase respecto al Estado, los empresarios y los partidos políticos. En este sentido, la autonomía no se negocia, los principios no se cambian.»

Carlos Díaz también plantea que «Convocamos a las autoridades educativas a seguir trabajando en la gestión para la resolución de los problemas en las escuelas respecto a las condiciones de trabajo: nombramiento de personal, control de calidad del servicio alimentario escolar, provisión de ropa de trabajo, artículos de limpieza, transporte propio para las escuelas especiales y rurales, creación de las cuadrillas de mantenimiento de escuelas, entre las demandas más urgentes.

De lo contario, no deberían asombrarse los consejeros escolares de la contundencia de las medidas de fuerza. Ante cada necesidad, los trabajadores auxiliares de la educación se seguirán organizando, creciendo y demostrando su fortaleza ejerciendo sus derechos.»

Por último reflexiona que «Además, convocamos a todos una vez terminado el conflicto a recorrer las escuelas, los hospitales,  las oficinas públicas para ver cómo realizan a diario su tarea los trabajadores estatales. Si todavía algunos sectores siguen prestando servicios es por la voluntad de los trabajadores y no por las acciones de los gobernantes.»