Sharing is caring!

Ministro de Trabajo Bonaerense Oscar Cuartango

Del «Operativo de Verano 2009» participarán 150 inspectores del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires y trabajarán en conjunto con unos 100 agentes del ANSES.

Unos 250 inspectores controlarán desde enero el trabajo informal y el descanso de los choferes de micros, durante la temporal estival en la costa atlántica, informaron fuentes oficiales.

Del «Operativo de Verano 2009» participarán 150 inspectores del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires y trabajarán en conjunto con unos 100 agentes del ANSES.

Los inspectores relevarán negocios relacionados al turismo ubicados en Mar del Plata, Villa Gesell, Partido de la Costa, Tres Arroyos y Bahía Blanca y controlarán, en las terminales de ómnibus, que los choferes respeten su horario de descanso.

El ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, explicó que «el trabajo es una de las principales herramientas de inclusión social, pero para que sea inclusivo debe ser un trabajo de calidad».

El funcionario destacó que «varios comercios aprovechan la temporada para contratar gente de manera precaria y luego de tres meses los dejan de nuevo sin trabajo y es eso lo que queremos combatir».

Agregó que «este operativo no tiene un fin recaudatorio, y sería un éxito tener una recaudación nula, porque significaría que hay trabajo registrado y condiciones de seguridad e higiene óptimas; pero aquellos que no cumplan las normas serán sancionados con todo el rigor que prevé la ley».

Cuartango destacó el trabajo en conjunto con la ANSES, con el gobierno nacional y con los intendentes, y comentó que «el trabajo decente es responsabilidad de todos y, por lo tanto, estas inspecciones las hacemos entre todos, Nación, Provincia, Municipios y Sindicatos».

Desde el ministerio de Trabajo informaron que con el incremento de inspectores pretenden superar las 5.600 inspecciones que se hicieron durante el verano 2008, donde se relevaron más de 21 mil trabajadores y un 11% de ellos estaba en condiciones de irregularidad.

El Operativo de Verano 2009 constará de una primera etapa con relevamientos sobre la cantidad de trabajadores informales y una segunda etapa, quince días después, en la que los inspectores vuelven a revisar los comercios y los dueños deben presentar la documentación obligatoria de cada empleado.

Los negocios también deben cumplir con las normativas de seguridad e higiene y, de registrarse alguna infracción, las multas van de los 1.000 a los 5.000 pesos e inclusive la clausura de los establecimientos.

La cartera laboral también hará inspecciones de seguridad vial en las principales terminales de ómnibus junto al Registro énico de Infractores de Tránsito (RUIT) de la Jefatura de gabinete, con el fin de registrar el efectivo descanso de los choferes de media y larga distancia y la autenticidad de sus libretas de trabajo. (LA CAPITAL)