Sharing is caring!

Es una de las cláusulas contempladas en el borrador de un proyecto enviado a la Legislatura.

El gobierno bonaerense impulsa la renovación automática hasta el año 2025 de las licencias para la explotación de las 46 salas de bingo que funcionan en la Provincia -con sus correspondientes máquinas tragamonedas-, incluyendo 20 contratos que vencen en el año 2021 y seis que culminan su vínculo antes del 2011.

La medida -prevista en un borrador de proyecto de ley redactado por el presidente del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, Luis Peluso- incluye a otras ocho nuevas salas que serían habilitadas para ser instaladas en cualquier municipio, independientemente de que ya cuenten o no con un espacio de estas características. Uno de los lugares elegido sería La Plata.

El texto -al que accedió este diario- faculta a Lotería a «unificar el vencimiento de todas las autorizaciones de salas de juego, hayan sido renovadas o pendientes de renovación, incluyendo las que se otorguen nuevas, hasta el año 2025».

Agrega que «las salas que no hayan obtenido la renovación de sus licencias, como así también aquellas que la hayan obtenido, podrán solicitar a la autoridad de aplicación la renovación o ampliación prevista dentro de los seis meses de entrada en vigencia de la ley».

Vencimientos

De las 46 salas de juego existentes en la Provincia, 20 fueron renovadas en el 2006 por un plazo de 15 años, que recién caduca en el 2021. En tanto, a sólo seis se les vence la concesión en el período de gobierno de Scioli: tres en 2009, una en 2010 y dos en 2011.

Las restantes concesiones para la explotación de los bingos y las tragamonedas vencen en 2012 (una), 2013 (tres), 2014 (once), 2015 (una) y 2016 (cuatro).

La renovación de las licencias que vencían entre 2006 y diciembre de 2007 fue acordada luego de una dura disputa del gobierno de Felipe Solá, que pretendía aplicar ese criterio con todas las concesiones.

La idea original de Solá de renovar las licencias de las 46 salas contemplaba que los concesionarios pagaran un «canon extraordinario» -además del 34% que abonan por la recaudación de las tragamonedas- de 1.430 millones de pesos, de los cuales 430 millones debían ser pagados en el 2006 y los mil millones restantes en 60 cuotas mensuales.

Esa movida no prosperó y sólo se renovaron las 20 licencias que vencían entre 2006 y 2007. Los concesionarios acordaron pagar un «canon extraordinario» de 230 millones de pesos al «contado inmediato» y 535 millones de pesos en 60 cuotas, que actualmente están pagando.

Ahora, según el borrador del proyecto que está en manos de algunos legisladores del oficialismo, el gobierno de Scioli intentaría aplicar el criterio original de Solá y renovar automáticamente todas las licencias hasta el año 2025, así como las de las ocho nuevas salas que también pretende crear por ley.

Otras reformas

Además de proponer la renovación de las licencias y habilitar nuevas salas de juego, el texto que circula en la Legislatura autoriza traslados temporarios o permanentes de los casinos que funcionan en la Provincia. También elimina algunas restricciones que limitan la multiplicación de este tipo de emprendimientos. Por ejemplo, no exigiría (como sí lo marca la actual legislación) la obligación de tener un empleado por cada máquina tragamonedas (slots).

Tampoco menciona el texto la relación obligatoria entre el número de sillas de las salas de juego y la cantidad de máquinas tragamonedas, que figura en la actual ley bajo la premisa de que el bingo es una modalidad menos adictiva que la de los slots.

Otro de los puntos centrales de la reforma que impulsara el Ejecutivo provincial es la eliminación del límite que existe en el número de salas que se puede abrir por distrito. De esta manera, queda allanado el terreno para que en los distritos con mayor poder adquisitivo, como San Isidro, La Plata o Vicente López, o los más poblados, como La Matanza, se multiplique la oferta de juego legal.

Además, da vía libre al negocio de las apuestas deportivas. En este caso, la captación de las apuestas podría hacerse por medio de máquinas instaladas en locales o a través de internet.

Vencimientos

De las 46 salas de juego existentes en la Provincia, 20 fueron renovadas en el 2006 por un plazo de 15 años, que recién caduca en el 2021. En tanto, a sólo seis se les vence la concesión en el período de gobierno de Scioli: tres en 2009, una en 2010 y dos en 2011.(EL DÍA)

LA PLATA: Extenderían los permisos de los bingos hasta el año 2025ahorainfo.com.arLocalesEs una de las cláusulas contempladas en el borrador de un proyecto enviado a la Legislatura. El gobierno bonaerense impulsa la renovación automática hasta el año 2025 de las licencias para la explotación de las 46 salas de bingo que funcionan en la Provincia -con sus correspondientes máquinas tragamonedas-, incluyendo...Desde Necochea al mundo