Sharing is caring!

Durante los primeros 20 días de vigencia de la operatoria Fuerza Productiva – programa de crédito a baja tasa y en pesos del Ministerio de Asuntos Agrarios y Producción y el Banco de la Provincia de Buenos Aires-, más de 300 PyMEs de 89 municipios de la Provincia solicitaron préstamos por 65 millones y medio de pesos.

De ese total, los sectores agropecuario e industrial encabezan con un 61 por ciento el ranking de montos solicitados; 34% corresponden al agro con 21,6 M y 27% a la industria con 17,2 M.

El 90 por ciento de las solicitudes provienen de partidos de fuerte sesgo agropecuario como Tandil, Pergamino, Tres Arroyos, Coronel Suárez, Mercedes, Nueve de Julio, Chivilcoy, Saavedra, Balcarce y Florentino Ameghino, entre otros.

El porcentaje restante corresponde a solicitudes del Gran Buenos Aires y Gran La Plata. Los créditos – que además pueden ser avalados por la Provincia a través del Fondo de Garantía Buenos Aires (Fogaba)- se demandan para construir desde una planta de silos, hasta para comprar maquinaria agrícola, una báscula o una máquina de ordeñe.

La ministra de Asuntos Agrarios y Producción Débora Giorgi explicó que “Fuerza Productiva es parte de las políticas productivas definidas por el gobernador Daniel Scioli para estimular aún más la inversión, aumentar la capacidad de oferta, optimizar la tecnología, aprovechar mejor los beneficios de incorporar innovación y las oportunidades que el mayor valor agregado les va a dar a todos nuestros pequeños y medianos empresarios”.

También Giorgi destacó que “el sector agropecuario está demandando más crédito que la industria, a pesar de tener menor participación en el PBI provincial.”

A través de este Programa la Provincia destina 450 millones de pesos para financiar proyectos productivos a pequeñas y medianas empresas de cualquier sector de actividad, con subsidio de la cartera productiva de 3,5 puntos de la tasa de interés, con el consiguiente abaratamiento del costo para el tomador del crédito.

Es el crédito para la inversión de hasta 72 meses con el que se pueden financiar la compra, manufactura o construcción de bienes de capital nuevos y usados, nacionales e importados; inmuebles, obra civil, instalaciones y equipos; infraestructura y otros bienes; implantación de pasturas e intersiembra, fertilización y promoción de campos naturales o pasturas degradadas y adquisición y retención de vientres.

Destinos de créditos solicitados

Una firma de Mercedes que siembra trigo, maíz y soja en campos propios y arrendados -además de criar novillos- y que comercializa su producción a través de cerealistas y en forma directa, solicitó un crédito de 380.000 pesos a 60 meses con garantía FOGABA para la construcción de la primera etapa -ya en ejecución- de una planta de silos propia, con una capacidad de almacenaje cercana a las 3.000 toneladas. La totalidad del proyecto a desarrollarse en etapas sucesivas, prevé una capacidad máxima de 14.000 toneladas.

Una explotación Avícola – Ganadera de Lobos pidió 524 mil pesos a 60 meses de devolución, para comprar bienes de capital: una planta elaboradora de alimentos balanceados en polvo y un grupo electrógeno.

Una fábrica de bisagras y herrajes para obra de Almirante Brown requirió 1 millón y medio de pesos a 60 meses para ampliar las áreas de producción y depósitos; financiamiento que le permitirá trasladar al Sector Industrial Planificado de ese Partido la actividad que todavía realiza en zona residencial.

En 9 de Julio una industria láctea elaboradora de muzarella, quesos de pasta blanda, dura y semidura, solicitó 500 mil pesos a devolver en 60 meses, para trasladar y construir una nueva fábrica, pues hasta el momento alquilan.

Otra compañía que fabrica bienes de capital constituidos por equipos de alta complejidad e ingeniería, de proceso para petróleo y gas, para plantas de aceite (oleaginosas) y para la industria en general, destinará 1 millón de pesos financiados a 60 meses por este Programa, para ampliar dos de las tres naves que posee en el Parque Industrial de Burzaco.

En Villarino un emprendimiento que fabrica productos lácteos -quesos de pasta blanda, semidura y dura- y vende chacinados y embutidos elaborados por terceros, pidió 80 mil pesos de financiamiento, a 60 meses y con garantía de la Provincia a través de Fogaba, para comprar un tanque enfriador, un equipo de frío y refaccionar la planta elaboradora para aumentar la producción. A su vez, planea reemplazar un tanque de plástico de 30 años de uso, que ya le resulta obsoleto.

Un taller de Carlos Tejedor que fabrica galpones, tinglados y repara maquinarias agrícolas en un inmueble en el centro de la ciudad, construye una planta íntegramente nueva para trasladarlo a un predio de su propiedad, para lo que requirió 134 mil pesos, con garantía de Fogaba, a pagar en 36 meses.

Y un productor de Balcarce que produce leche de ganado bovino y cultivo de soja, pidió 148 mil pesos también a 60 meses para comprar bienes de capital: báscula, un mini fumigador y un mixer.

Los sectores agropecuario e industrial encabezan con un 61 por ciento el ranking de montos solicitados a la Provincia en créditos. En el primer caso por más de 21,6M pesos, en un porcentaje del 34% y por 17M en el segundo, lo que representa el 27% del monto total. En cuanto a la relación de montos solicitados por localidad, es Almirante Brown, la ciudad del GBA que registra hasta el momento el mayor monto en 4 solicitudes por 4,4 M pesos. Le siguen Tandil y Pergamino con 14 solicitudes por 3,2 M, y 2,7 M, respectivamente; Luján con 4 solicitudes por 2,5 M y Chacabuco con 10 solicitudes por 2 M de pesos.

La flamante línea Fuerza Productiva financia inversiones productivas por montos de hasta 1 millón y medio de pesos (en el caso de personas físicas) y de hasta 3 millones (para personas jurídicas). El plazo de desembolso no supera los 60 días y posee un período de devolución de 36 a 60 meses con 6 meses de gracia en el pago de capital y con cronogramas especiales para proyectos pecuarios.

El programa, que tiene como antecedentes los planes Fuerza PyME y Fuerza Campo, es producto de un convenio entre el Ministerio de Asuntos Agrarios y Producción y el Banco de la Provincia de Buenos Aires, mediante el cual la cartera productiva pone a disposición 18 millones de pesos durante 2008 – y los necesarios en los años siguientes -, para subsidiar la tasa en 3,5 puntos. El tomador del crédito sólo paga la tasa de referencia BADLAR, calculada como el promedio mensual del mes anterior al de toma del crédito (para el mes de mayo la tasa está en 7,96%), una comisión de 2% anual adelantada sobre saldos y eventualmente el costo de la garantía. También para préstamos entre 400 mil pesos y 1,2 millones de pesos no es necesario presentar garantías reales, pues la operación está avalada en su totalidad por el Fondo de Garantía Buenos Aires (FOGABA), más GARANTIZAR SGR.

En el caso de industrias radicadas en agrupamientos industriales o que soliciten financiamiento para radicarse en ellos, el Ministerio de Asuntos Agrarios y Producción aumenta su esfuerzo elevando el subsidio a 5,5 puntos porcentuales. De esta manera la tasa para el tomador del crédito es del 7,08% (TNVA vigente para junio de 2008).

Los destinatarios del crédito son pequeñas y medianas empresas de producción agrícola, ganadera, pesca, forestación, horticultura, apicultura, producciones intensivas, industria, construcción, comercio y servicios. No son sujeto de crédito las actividades financieras, de juegos de azar, de registro automotor y establecimientos educativos, como tampoco las empresas comerciales cuyas ventas anuales promedio de los últimos tres años superen los 11 millones de pesos.

El acceso a Fuerza Productiva

Para obtener el crédito, la empresa debe estar radicada en la Provincia de Buenos Aires. En caso de que la actividad principal se desarrolle fuera de la Provincia de Buenos Aires, la empresa podrá ser beneficiaria si el financiamiento que se solicita se destina, de manera comprobable, a un proyecto productivo a desarrollarse íntegramente en territorio provincial. Adicionalmente, la PyME debe estar en una situación impositiva y previsional regular, ser sujeto de crédito, constituir una empresa en marcha con pleno funcionamiento y tener resultados positivos en el último período.

El crédito se tramita en cualquier sucursal del Banco de la Provincia, donde se analiza la viabilidad crediticia. La entidad solicita al Ministerio de Asuntos Agrarios y Producción la elegibilidad para el subsidio de la tasa. El Ministerio analiza la solicitud según los requisitos del programa y una vez que el subsidio es aprobado, el banco continúa la operatoria.