Sharing is caring!

Por Lic. Jorge Mancuso – Emepresasnews

La cifra corresponde a la disminución en los depósitos del sector privado, a raíz de la incertidumbre creada por el conflicto gobierno – campo. Además, la nueva crisis generó una importante suba en las tasas de interés, que pasaron de 11,5% a 17%, e hizo desaparecer las compras en doce cuotas sin interés.

La disminución en los depósitos bancarios del sector privado sumó retiros por valor de 10.000 millones de pesos durante el mes de mayo.

La incertidumbre, generalizada entre los argentinos por el conflicto entre el Gobierno y el sector productivo agropecuario, motivó esta fuerte caída tanto en plazos fijos, como en cajas de ahorro y cuentas corrientes.

El mismo problema generó, además, una importante suba en las tasas de interés, que pasaron de 11,5% a 17%.

Según consignó el diario Ámbito Financiero, entre el 6 y el 23 de mayo los depósitos totales del sector privado (incluyendo a empresas, inversores y público general) pasaron de $ 144.608 a $ 133.181.

Un detalle que no pasó inadvertido fue que en una sola de esas jornadas se retiraron de las entidades bancarias casi 700 millones de dólares.

Con respecto a la tasa de plazo fijo para colocaciones, que pasó de 11,5% a 17%, que hace un tiempo los bancos ofrecían hasta un 20% anual (siempre en pesos) para colocaciones a 180 días. En parte, la compensación, llegó del sector público.

En mayo, los depósitos a la vista (cuenta corriente y caja de ahorro) del Estado aumentaron 23,7% y los plazos fijos 2,2%. Esto hizo que la cifra subiera de 17.800 millones a 20.581. Se espera que los depósitos privados vuelvan a crecer cuando se vislumbre una solución al conflicto agrario.

Desaparecen las compras en doce cuotas sin interés – Desde esta semana las cadenas de electrodomésticos decidieron dejar de trabajar con las compras en doce cuotas sin interés y sólo financian en seis pagos sin cargo.

La decisión fue tomada por dos empresas líderes del sector, Frávega y Garbarino, a las que a última hora se sumó Rodó.

Las cadenas justificaron la medida asegurando que «se trató de una decisión que tomaron las tarjetas de crédito, que terminaron con la bonificación que nos permitía operar en doce cuotas».