domingo, junio 23, 2024

Opinión

Carta abierta al campo

Sharing is caring!

Por Juan Carlos Stranges*

A veces perdemos noción de la magnitud del tema pero las patronales del campo van por mucho más de lo que aparentan. En este momento con el precio de la soja, la famosa movilidad de las retenciones llegaría al 39 por ciento, un 4% por ciento más que con el sistema anterior.

Me sigo sorprendiendo que por un tema como las retenciones se apropien simbólicamente de la argentinidad, y encima utilizando los colores de todos llevando la escarapela. Y cuando plantean que esto “no es un enfrentamiento de argentinos contra argentinos” que quieren significar.

Las concesiones que los negociadores patronales ya obtuvieron del Poder Ejecutivo con el tema de subsidios por fletes, tonelajes, exportación de carne, trigo y otros implican un beneficio superior.

Las propuestas de nuestro gobierno muestran que el discurso único que se había instalado en nuestra Argentina no es tal, por lo tanto ninguna lógica económica explica la malignidad de un movimiento que sin lugar a dudas reitero tiene un contenido político.

No quiero ser tremendista y comparar, los parangones son odiosos, pero en Latinoamérica símiles sectores, con características regionales y propias, que no quieren ceder y perder privilegios ya realizaron cuestionamiento a los gobiernos populares, cada uno con sus características, a modo de ejemplos a Correa en Ecuador, Evo en Bolivia y Chaves en Venezuela.

El enfrentamiento pareciera que se tratara de dos estados enemigos y no es así. Pero lo que sí son dos modelos de países diferentes. El gobierno nacional ha tratado siempre de mostrar que todos estamos incluidos en él.

La intransigencia de las entidades en defender su cuota de la torta persiguiendo soslayar el interés general anteponiendo los suyos al de todos, perjudica la vida cotidiana de las mayorías y perturba.

Me parece que la patronal del campo se delira, como dicen los actuales modismos, igual que D’elía cuando utiliza métodos violentos, netamente reprochables. Paremos la moto muchachos. Ya no cabe la duda, aparece como una aseveración, quieren terminar con el gobierno nacional, quieren llevarse puesto a un gobierno que gano hace unos meses por el 46 % de los votos y él es el que debe y defiende el interés general sobre las cuestiones sectoriales.

Su obstinación en no acordar y mantener una situación de tensión al inicio del mandato de la presidenta Cristina Fernández no parece contemplar lo que el pueblo convalidó.

Tenemos que ir al dialogo y no contribuir a la desestabilización. Esta situación instala la ocasión para los especuladores de siempre den rienda suelta al descontrol.

Uds., los patrones del campo, saben que las grandes empresas de consumo masivo están aumentando sus precios con el objetivo de aumentar los márgenes de ganancias y nosotros los consumidores, los ciudadanos, los trabajadores termínanos comprando menos bienes que antes, nosotros que cobramos sueldos que apenas nos alcanzan para sobrevivir, por mantener sus privilegios terminamos pagando la inflación que en este momento genera la especulación. Estas compañías, todas líderes en sus respectivos mercados, están logrando desandar lo poco que se había avanzado con el objetivo de distribuir la riqueza. Sus balances denotan que se están apropiando de una porción cada vez mayor de la renta generada por la economía.

No le hagamos el juego siempre a los mismos, debemos levantar las medidas e ir al dialogo. Estoy seguro que este gobierno siempre va a respetar los intereses de todos y sobre todo de los más débiles.

Trabajemos por una ARGENTINA con inclusión social para todos donde todos los sectores sociales productivos seamos protagonistas de este momento histórico único de crecimiento.

*Presidente Partido FRENTE GRANDE Necochea En el FRENTE PARA LA VICTORIA