martes, junio 25, 2024

Nacionales

MARITIMAS: El portaaviones nuclear USS George Washington surcará agua argentinas

Sharing is caring!

Portaaviones USS George Washington

En su tránsito hacia su base de asiento en Japón, realizará ejercicios con las armadas de la región a comienzos de mayo.

El portaaviones de la Armada de los Estados Unidos USS George Washington transitará por aguas del Atlántico Sur en su viaje hacia la base japonesa de Yokusaka, donde reemplazará al USS Kitty Hawk. Durante el tránsito realizará ejercicios con las armadas de Brasil, Argentina y Chile, en el marco de la operación UNITAS XVIX.

El George Washington podría eventualmente realizar una visita de pocas horas a la ciudad chilena de Punta Arenas, en el Estrecho de Magallanes, cuando lo cruce el próximo 9 y 10 de mayo.

El súper portaaviones de propulsión nuclear es el sexto buque de la clase Nimitz, fue construido en el astillero Newport News Shipbuilding y puesto en servicio el 4 de julio 1992.

Como es costumbre en la Armada Norteamericana, los buques que tienen su base en el Pacífico, reciben su mantenimiento mayor en astilleros de la costa atlántica.

De esta forma, al tener que trasladarse nuevamente a su base, deben hacerlo por la parte sur del continente americano, ya sea a través del estrecho de Magallanes, como en esta oportunidad, o utilizando el pasaje de Drake, ya que por su tamaño no pueden pasar por el Canal de Panamá.

Este tránsito es aprovechado por las armadas del litoral atlántico para realizar ejercitaciones. La Aviación Naval Argentina ha utilizado en el pasado las cubiertas de vuelo de estos portaaviones para ejercitarse en esa práctica que la Armada Argentina perdió desde que su último portaaviones, el ARA 25 de mayo pasó a situación de reserva en 1988. También fueron utilizados para estos efectos los portaaviones brasileños Minas Gerais, ya desguazado, y el San Pablo.

El portaaviones George Washington, llamado así en honor al primer presidente de los Estados Unidos, tiene una eslora de 333 metros, 78 de manga y mide 74 metros de alto en su superestructura. Su grupo aéreo está compuesto por unos 90 aviones.

Tiene una cubierta de vuelo de 18.000 metros cuadrados, cuatro catapultas y cuatro ascensores laterales para guardar y sacar los aviones del hangar.

Su desplazamiento a plena carga es de 97.000 toneladas y puede albergar una tripulación de 6.250 hombres y mujeres. Cada ancla pesa 30 toneladas y cada eslabón de la cadena 160 kilos.

Posee un sistema de defensa antiaérea y antimisil de punto de 3 Vulcan Phalanx, que consiste en ametralladoras giratorias Gattling de 30 milímetros asociadas a un sistema radar que resuelve la ecuación de disparo a gran velocidad, impidiendo que los misiles antibuque puedan alcanzarlo.

También está equipado con un lanzador giratorio de misiles RIM-116 para defensa antiaérea.

El George Washington reemplazará al Kitty Hawk, que visitó Mar del Plata en 1990 en un viaje similar, y recibirá al Ala Aérea 5, basada en Japón.

Es el primer buque nuclear que estará basado permanentemente en Japón, donde los Estados Unidos mantienen un portaaviones permanente desde la segunda guerra mundial, pero no es el primero en cruzar el Estrecho de Magallanes, donde ya estuvo en Ronald Reagan en 1992.

El Comandante del grupo de tareas del portaaviones Washington, Almirante Phil Cullom, agregó acerca del ejercicio: «Es un honor tener esta oportunidad de participar con nuestros socios de las naciones de América Latina, hacerlo juntos y aprender el uno del otro por igual, brindando los medios para satisfacer nuestros retos marítimos compartidos, permitiendo promover un mundo más seguro, estable y próspero para todo el hemisferio.» (PUERTOMAR)