sábado, abril 20, 2024

Locales

JUSTICIA: Avanzan gestiones para financiar obras en la Justicia bonaerense. Entre ellas la ciudad Judicial de Necochea.

Sharing is caring!

50052_soria-de_vido.jpg

El presidente de la Suprema Corte de justicia bonaerense, Daniel Fernando Soria, mantuvo este viernes una reunión de trabajo con el ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, en la sede porteña de esa cartera nacional.

Como resultado del encuentro se acordó darle carácter «prioritario» al «Proyecto de Modernización de la Infraestructura de Apoyo para los Servicios Judiciales de la Provincia de Buenos Aires», que diseñó el máximo tribunal bonaerense.

En el encuentro, De Vido no sólo suscribió el acto por el cual asigna «prioridad» al financiamiento de los referidos proyectos de infraestructura, sino también decidió instar a las áreas bajo su dependencia para continuar avanzando en la gestión de transferencia de los terrenos pertenecientes al Estado nacional de la Estación Mar del Plata Cargas, con el fin de ser destinados a la construcción del complejo edilicio del Departamento Judicial Mar del Plata.

En los ámbitos de la Corte, se calificó como «altamente satisfactorio» el resultado del encuentro de este viernes, en la medida que establece un «avance real» en pos de la obtención de financiamiento destinado a obras indispensables para el servicio de Justicia provincial, que permitan comenzar a revertir el estado de emergencia en que se encuentra la infraestructura edilicia.

En tal sentido, se valoró muy positivamente la determinación del Estado nacional de colaborar activamente con proyectos de esta naturaleza, a los efectos de mejorar las condiciones en las que se brindan los servicios a la ciudadanía en general y el de justicia en particular.

Consultado sobre la importancia del acto, Soria destacó el valor que estas gestiones tienen para el Poder Judicial de la Provincia, y anticipó que «de aquí en más, el Dr. Juan Carlos Hitters, nuevo presidente de la Corte, definirá los próximos pasos a fin de obtener tan importante apoyo financiero».

Antecedentes

En el mes de julio de 2007, la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia remitió al Ministerio de Planificación Federal, a través de la Unidad de Coordinación de Programas y Proyectos con Financiamiento Externo, el documento «Estrategias para un Plan de Infraestructura Judicial», en el cual se describen la situación y las necesidades de espacio físico e infraestructura para albergar las dependencias del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires, con proyección al año 2016.

En ese estudio se brindó un análisis detallado de cinco cabeceras departamentales, en las cuales se contaría con la posibilidad de disponer de predios para la construcción de complejos judiciales: La Matanza, Mar del Plata, Necochea, San Isidro y Zárate-Campana.

Gestión de crédito BID

Posteriormente se llevaron a cabo reuniones entre el titular de la unidad mencionada y el presidente de Suprema Corte, a fin de establecer los lineamientos generales para obtener financiación a los proyectos contenidos en el citado documento, por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Como consecuencia de dichas reuniones, realizadas entre los meses de octubre y diciembre de 2007, funcionarios de ambas Instituciones mantuvieron contactos a los efectos de elaborar un Proyecto de Financiación de Modernización de la Infraestructura de apoyo para los servicios judiciales de la Provincia.

El 10 de diciembre de 2007, el presidente de la Suprema Corte se dirigió al coordinador de la unidad ejecutora competente, a cargo del Dr. Pablo Abal Medina, a los efectos de solicitarle que realice las gestiones necesarias para el financiamiento del Proyecto citado en su Fase I, ante el BID.

Complejos judiciales

Dicha fase contempla el financiamiento necesario para la construcción de las «ciudades judiciales» en los departamentos judiciales de Mar del Plata (60.000 m2 cubiertos) y Necochea (14.000 m2 cubiertos), así como el complejo edilicio integral para los Fueros Penal, Penal del Niño y otras dependencias jurisdiccionales y de apoyo, en el Departamento Judicial San Isidro (32.000m2), incluyendo infraestructura de conectividad y equipamiento informático.

También, el desarrollo de la documentación licitatoria y proyectos ejecutivos de los complejos judiciales de La Matanza y Zárate-Campana; además del financiamiento para el desarrollo e implementación de software de gestión en dependencias de la Suprema Corte y órganos jurisdiccionales. (Agencia NOVA)