miércoles, junio 12, 2024

Opinión

OPINIÓN: Lezama avanza en lograr su condición de partido: ganadores y perdedores.

Sharing is caring!

49609_lezama.jpg

Por Wilfredo Vargas

 

En los próximos días la Legislatura bonaerense consagraría en Ley una anhelada reivindicación de derechos por parte de una comunidad del interior que desde hace de más de cien años lucha incansablemente por ser autónoma y no depender más de la ciudad cabecera: Chascomús.

Se trata de Lezama, ciudad situada a 130 km de la capital provincial y con una población que apenas excede los 5.000 habitantes, y que al margen de lo que sostenían los analistas políticos, está a punto de consagrarse su creación como partido a través de ambas Cámaras de la Legislatura Provincial.

La avanzada parlamentaria cuyo autor e ideólogo central es el diputado Julio César Alfonsín (MC) -aliado incondicional de la actual Intendente de Chascomús – quien desempeñara su mandato hasta el 10 de diciembre. Hasta allí fue construyendo a través de los años un fuerte sentimiento autonomista, llegando a ocupar los cargos de Presidente y Secretario de la flamante Comisión Pro Autonomía de Lezama.

Efectivamente, el legislador presentó dos iniciativas contradictorias. Un proyecto de ley marco para determinar que localidad puede acceder (con prerrequisitos tales como población, antecedentes históricos, servicios, etc) a ser reconocido como partido-municipio; la referida iniciativa perseguía un estudio serio y racional de distintas variables de cualquier pretensión autonomista en la Provincia, y entre sus exigencias se le daba traslado de opinión vinculante a los Municipios (en este caso no se cumplió), y a Universidades Públicas de la provincia, más la posibilidad de consultar a la población a través del respectivo plebiscito.

El procedimiento mínimo de tratamiento de cualquier iniciativa insumía aproximadamente unos 420 días.

Cabe recordar que Lezama no es la única localidad que busca su autonomía sino que existen otras tantas ciudades (en principio cuarenta y seis pretensiones) que reclaman lo mismo: Quequén (Necochea), Batán (General Pueyrredón), Santa Clara del Mar (Mar Chiquita), Santa Teresita, Mar de Ajó y San Bernardo (Partido de la Costa), Lima (Zárate) y Alem (Vedia), entre otras.

Este proyecto se aprobó en Diputados y fue frenado en la Cámara alta por gestiones realizadas por una Comisión de defensa de la integridad territorial de Chascomús (COFIT), y dicho resultado habilito a Alfonsín a presentar su segundo proyecto, que según fuente legislativas del oficialismo, “ni lerdo ni perezoso siguió los pasos de las últimas creaciones de partido, y cómo en las épocas del duhaldismo, a lo oso y sin mayores evaluaciones ni consultas obtuvo el mayoritario apoyo del peronismos gobernantes, contra sus propios y poquitos correligionarios… acá valen las manos levantadas”.

Posteriormente la COFIT aterrizo al Senado, acompañados en esta oportunidad por la Intendente Municipal, y esta vez para pedir un estudio pormenorizado del proyecto de autonomía de Alfonsín, pero fundamentalmente que se tenga en cuenta los riesgos de crear dos distritos inviables.

Ganadores y perdedores      

La cuestión del tratamiento de la autonomía tuvo un inicio poco feliz en el Concejo Deliberante y va produciendo hilacha en varios actores, generándose una preliminar disputa y polémica en la ciudad cabecera, en dónde resultan vencedores los Concejales de Lezama que propiciaron (con la anuencia de sus pares de Chascomús) la creación de una comisión de estudio y la viciada contratación de una consultora privada que arrojó resultados a medida de sus pretensiones.

En tanto, los Concejales que tuvieron un rol pasivo ante el desarrollo de los acontecimientos son casi acusados de desleales y traidores por la COFIT y los medios de difusión adictos. En estos días se consagraría una nueva resolución rechazando la pretensión lezamense.

Claro está, que los ánimos están caldeados en el Departamento de calle Mitre por esta cuestión y por los desmanejos del Ejecutivo en materia de personal e inseguridad y con la sola excepción del vecinalismo de Unidad Por Chascomús que votaría en contra de la división del distrito. Los partidos, en tanto, marcan una disputa sórdida que provocaría la ruptura de algunos de los bloques preexistentes, y al decir de un observador “va a ver tantos bloques como Concejales…”.

Y por el último, es el gran vencedor y estratega minucioso de la creación del nuevo distrito de Lezama es Julio César Alfonsín, quién con el apoyo de la Intendente Municipal ahora visitando a los Senadores, logra cristalizar en un breve lapso un viejo anhelo de toda una comunidad: ser autónomos e independientes, elegir sus autoridades y administrar sus recursos. Hacer a Lezama un Municipio era su objetivo y así entrará en la historia.- (AGENCIA NOVA)

2 thoughts on “OPINIÓN: Lezama avanza en lograr su condición de partido: ganadores y perdedores.

  1. VAMOS X LA AUTONOMIA DE LEZAMA
    Y A LOS P… DE CHACOMUSSSS

    A DONDE ESTAN, A DONDE ESTAN
    LOS QUE DECIAN QUE NOS IVAN A
    «GANAR´´

    Y LA RE P… MADRE QUE LOS RE
    MIL NOVECIENTAS VECES PARIO
    [PARA LOS RETRASADOS DE CHSCO]

  2. Más allá de estudios de factibilidad, la creación de un nuevo municipio es un hecho político, por lo que nada se puede objetar a la creación del Municipio de Lezama. Ese hecho político es lo que esperan los ciudadanos de Quequén, que ya se expresaron en la consulta no vinculante donde casi el 94% de los efectores se colcó en la creación del Municipio de Que´quén, por otra parte promesa electoral del entonces y ahora ratificado intendente «Pinocho» Molina, quién no solo no habló más de la creación del nuevo Municipio, sino que tampoco ha llamado a la elección de los Delegados Municipales, lo que revela que solo fueron mentiras electorales. El que es mentiroso consuetudinario, es díficil que se cure.

Comments are closed.