domingo, junio 23, 2024

Opinión

24 DE MARZO: Ni Videla, Ni Massera, Ni Firmenich, Ni Verbitsky, Sí el Padre Mugica, Mártir por los pobres.

Sharing is caring!

padre-mugica.jpg

Por Horacio Castelli

 los estudiantes secundarios de La Plata que pedían por sus derechos;   los miles de militantes en contra de la pobreza que murieron o desaparecieron. 

No es curioso que la gran mayoría de los muertos y desaparecidos de la dictadura fueran quienes trabajaban en las Villa Miseria, luchaban por la dignidad de los que menos tenían y les enseñaban que ellos también tenían derechos.

Mataron y desaparecieron a una generación de dirigentes sociales que podían cambiar la realidad sin armas y con trabajo.

Los genocidas querían imponer sus ideas y mantener el poder de sus patrones. Había que terminar con quienes pensaban por sí mismos y enseñaban ese camino a los demás.

Los “imberbes” querían el poder a cualquier costo, aún contra el propio Perón. Había que reclutar para luego desamparar a los que pensaban por sí mismos y enseñaban ese camino a los demás.

Este 24 de marzo es momento de analizar sin sobreactuaciones cómo superamos la falta de una generación de dirigentes sociales que nos faltan.

Cómo logramos contener socialmente a quienes se sienten desbordados por una realidad que los abruma y los mata.

Quienes sabían qué hacer, ya no nos pueden ayudar. Los desaparecieron y los mataron. Los genocidas y los imberbes.