lunes, mayo 27, 2024

Salud

SALUD: Brasil. Contra el mal de Chagas. Terapias con células madre implican riesgos.

Sharing is caring!

mal-de-chagas.jpg

Brasil está llevando adelante un ambicioso proyecto de tratamiento de problemas cardíacos derivados de la enfermedad de Chagas con células madre, pero investigadores responsables advierten sobre los riesgos involucrados en esa terapia.

De acuerdo con Marcos Costa, médico brasileño que actualmente es investigador en el Centro GSF de Investigación sobre Medio Ambiente y Salud de Munich (Alemania), esos riesgos pueden afectar potencialmente al 13 por ciento de los pacientes.

La experiencia de inyectar células madre de su propia médula ósea a pacientes que sufren cardiopatías derivadas de la enfermedad de Chagas fue llevada a cabo inicialmente en el hospital Pro-Cardíaco, de Río de Janeiro.

Los resultados iniciales mostraron que las células madre estimularon el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en el pericardio e impidieron la formación de cicatrices en el corazón, con mejoría de la función de bombeo de la sangre.

Ese fue el punto de partida para un proyecto en gran escala, que al costo de 6,5 millones de dólares estudiará a 1.200 pacientes, que sufren cuatro tipos diferentes de cardiopatías, con la inyección de sus propias células madre originarias de la médula ósea.

En el estudio participan equipos científicos del Instituto Nacional de Cardiología de Laranjeiras (Río de Janeiro), el Instituto del Corazón (Incor) de Sao Paulo, el Hospital Santa Isabel (Salvador) y el Hospital Pro-Cardíaco, asociado a la Universidad Federal de Río de Janeiro.

‘El uso de terapias celulares representa una inmensa promesa, como en el tratamiento de enfermedades hematológicas como la leucemia. Pero experiencias realizadas por otros equipos muestran claramente la necesidad de más investigación básica previa’, observó Costa.

El médico brasileño hizo referencia en particular a un estudio realizado en Alemania por el investigador Bernd Fleischmann, de Bonn, en el cual observó la formación de calcificaciones y osificaciones en corazones de ratones sometidos a ese tratamiento.

Según Costa, en la médula ósea existe una pequeña proporción de células madre llamadas mesenquimales que, cuando se les utiliza puras, causan la formación de tejido óseo en el corazón en el 50 por ciento de los casos.

Entre las células madre originadas en la médula ósea, una en cada cien mil es mesenquimal. Pero aún así, cuando se utiliza el total de células madre, como es el caso en las experiencias brasileñas, la proporción de osificaciones es proporcionalmente más alta.

De acuerdo con las experiencias del investigador alemán, cuando no se separan las células mesenquimales la incidencia de calcificaciones u osificaciones se produce en el 13 por ciento de los casos.

Costa reconoce que es muy importante el hecho de que, si el resultado del proyecto es positivo, Brasil podrá ahorrar cerca de 18 millones de dólares mensuales en el tratamiento de cardiopatías derivadas de la enfermedad de Chagas.

Esta enfermedad, propia de regiones pobres y en precarias condiciones de higiene, es transmitida por un insecto que hospeda al Trypanozoma Cruzi, causante de infecciones que afectan los intestinos y el corazón.

Según un estudio de la Universidad de Brasilia, el 6 por ciento de la población brasileña está infectada, aunque sólo un tercio de esas personas llegan a manifestar los síntomas, lo que puede ocurrir varios años después de la infección.

Eso significa que Brasil tiene que atender a un total de 3,6 millones de chagásicos, con el consiguiente peso de esos tratamientos sobre los presupuestos siempre escasos destinados a la salud pública.

Pero eso no justifica, observa Costa, someterlos al riesgo de que las calcificaciones y osificaciones puedan provocar, a mediano o largo plazo, aumento de las arritmias y eventualmente perforaciones cardiacas.

El investigador brasileño, que trabaja actualmente en Alemania, destaca que varios estudios publicados más o menos recientemente en revistas científicas de primera línea ponen en duda el carácter ‘milagroso’ de las células madre de la médula ósea.

En lugar de tratar como ‘conejillos de Indias’ a 1.200 pacientes, sería necesario desarrollar más investigación básica en animales, para conocer mejor los mecanismos de comportamiento de esas células después de los transplantes.

Los resultados obtenidos hasta ahora, tanto negativos como positivos, no son definitivos ni concluyentes, pero encienden una luz de alerta amarilla acerca de su uso en pacientes humanos, dice Costa. (ARGENPRESS)

One thought on “SALUD: Brasil. Contra el mal de Chagas. Terapias con células madre implican riesgos.

  1. Tengo Chagas vivo en Cobija Bolivia, vecino a Villa Epitaciolandia y de Brasilea, mi entencion es si pueden ayudarme con uno de sus tratamientos gratuitos que tienen
    gracias.

Comments are closed.