miércoles, junio 12, 2024

Locales

SINDICALES: “No quiero sentirme una persona de segundo grado”

Sharing is caring!

cta-central.jpg

Por Mariano Vázquez.

En el marco del sexto Encuentro Federal de Organizaciones de la CTA que discuten Convenios Colectivos de Trabajo, se realizó hoy en la sede nacional de la central obrera un nuevo encuentro para debatir y articular acciones comunes en torno a la discusión paritaria por salarios y condiciones de trabajo.

Un centenar de dirigentes dieron cuenta de las realidades en sus sectores, la necesidad de libertad y democracia sindical, y de paritarias sin techo.

El encuentro, convocado por el Bloque Organizativo Gremial de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), comenzó pasadas las 10 y reunió a dirigentes, delegados, abogados laboralistas y colaboradores de gremios afiliados a la CTA de todo el país que tengan o sean signatarios de convenios colectivos del sector privado o público o que estén en comisión paritaria para la renovación o la firma de un nuevo convenio colectivo.

La convocatoria también incluyó a quienes están discutiendo homologación de acuerdos.

Este sexto encuentro se inició con la bienvenida de José Rigane, secretario de Organización de la CTA y titular de la Federación de Trabajadores de la Energía (FeTERA-CTA) y Pedro Wasiejko, adjunto de la Central y general del Sindicato Unico de Trabajadores del Neumático (SUTNA-CTA), quienes plantearon la necesidad de construir colectivamente un plan de acción para todo el año.

Luego, Claudio Lozano, director del Instituto de Estudios y Formación (IEF-CTA) y diputado nacional, planteó que “hay que romper el discurso pro-empresarial en la discusión paritaria, que hoy se plantea en dos ejes: la desigualdad y la concentración económica”.

Sobre el primer eje aseguró que provocó “una infantilización de la pobreza, límites a la inversión y depredación de los recursos naturales”. En referencia al segundo punto afirmó que “el 2007 es un punto de inflexión en el cual el salario real, con suerte, se mantuvo igual; se frenó la distribución de la riqueza y aumentó la indigencia”.

El legislador señaló que hace falta “otro tipo de Estado que distribuya la riqueza y aumente el proceso de inversión porque se terminó el crecimiento que se venía dando desde 2002”.

Por último clamó por “democratizar” los ámbitos paritarios “con más debate al interior de la empresa, libertad y democracia sindical, la reactivación del Consejo del Salario, y más iniciativas para los trabajadores no formales”.

Posteriormente, Horacio Meguira, director del Observatorio Jurídico de la CTA presentó dos documentos: uno sobre la situación salarial y otro sobre la negociación colectiva.

“La negociación colectiva sólo llega al interior de la empresa”, dijo. Y agregó que “este modelo está agotado porque está centralizado en federaciones o uniones de ámbito nacional y hay casi nula representación de sindicatos de base”.

Testimonios

“Hay que avanzar en las dos estrategias de la CTA: la Constituyente y la Paritaria Social, porque eso implica avanzar desde la Central en cómo vincular la acción gremial con la estrategia política de acumulación global”. Así inició su alocución Hugo Godoy, secretario general de la CTA y ATE Buenos Aires, quien convocó a implementar “una estrategia más agresiva para construir la unidad del campo popular”.

También llamó “a superar los límites de nuestros espacios de acción, de nuestros sectores de trabajo para articularnos con todos aquellos que integran la clase trabajadora”.

Mónica Ingravidi, integrante de la Federación Obrera de Trabajadores Telefónicos (Foetra-CTA), sostuvo que “hemos avanzado en el sector con la reducción del horario laboral a 7 horas y aumento salarial, pero como estamos peleando contra la tercerización hay muchos compañeros que están fuera del convenio”.

Para Julio Hikkilo, secretario general del Sindicato de Repositores de Mar del Plata, “la organización del sector privado es fundamental porque las dificultades residen en la falta de democracia y libertad sindical. Hoy vemos que se produce una alianza entre patrones y sindicatos burócratas para evitar la organización genuina de los trabajadores”.

En relación a un tema de candente actualidad como los accidentes de transito, Silvio Gómez, secretario general de la Unión de Conductores de la Republica Argentina (UCRA-CTA), indicó que existe “un sistema de explotación que padecen los choferes y que las empresas son responsables porque los obligan a salir a las rutas sin descanso”. En ese sentido informó que “tenemos un proyecto que evitaría miles de accidente”, y subrayó: “No bajamos los brazos, nosotros le estamos haciendo un bien a toda la sociedad: a trabajadores y usuarios”.

En relación a la situación que vive la provincia de Santa Fe y el cordón industrial de Rosario, Jorge Acedo, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE-CTA) de esa ciudad expresó: “Hay una decisión de los grupos económicos que gobiernan el país de quedarse con todo; ir a la negociación colectiva es como ir al matadero, no hay tal negociación, lo único que ellos hacen es poner un porcentaje, y en el sector privado la situación es peor, más precaria aún”.

Otro de los sectores presentes fue el de los periodistas. Guido Dreizik, secretario general del Círculo Sindical de la Prensa de Córdoba (Cispren-CTA), contó: “En Córdoba discutimos paritarias con el Grupo Clarín, que ejerce el monopolio de la comunicación en la provincia, y en el que nosotros disputamos la renta y ellos piden más flexibilización. Nuestro Convenio, que data de 1975, establece 30 horas semanales de trabajo, 2 francos, 2.000 pesos de básico y 2,5% de antigüedad. Además hemos recuperado dos diarios”.

En el ámbito de la energía, Horacio Zárate, secretario Gremial del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, explicó que el grupo multinacional Camuzzi, recibió en los 90 la concesión por 99 años, sí 99, para vender electricidad en toda la Costa Atlántica a través de EDEA. Con este regalito además echaron a 1.200 trabajadores y destruyeron con la complicidad de los sindicatos burócratas nuestro Convenio Colectivo de Trabajo; además el 50% del personal está tercerizado”.

Roberto Iraola, es trabajador de la industria del pescado en Mar del Plata: “Llevamos una lucha de más de un año por la registración laboral, ya son más de 20 años de explotación sistemática. Y para colmo, cuando hace poco fuimos a registrar a 60 compañeros en la delegación del Ministerio de Trabajo recibimos un feroz castigo y amenazas a punta de pistola. Por eso tenemos que apostar a la unidad, cuando nos pellizcan a uno, tenemos que enojarnos todos, porque en nuestra industria no somos reconocidos por nadie ¡No quiero sentirme una persona de segundo grado! ¡Soy un trabajador y tengo derechos!

Los sectores presentes, de la industria, gastronómicos, judiciales, docentes, entre otros también destacaron durante el encuentro los acuerdos salariales que rompieron el techo que intentó imponer el gobierno como en el caso de los maestros nucleados en la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA-CTA), y que implicó un 24,05%. Lo mismo ha ocurrido con los estatales de Jujuy, los afiliados al Centro de Profesionales de Empresas de Telecomunicaciones (CePETel-CTA) y a otras organizaciones enroladas en la CTA.