lunes, mayo 27, 2024

Opinión

Héroes anónimos II

Sharing is caring!

juan-domingo-llorens-001.jpg

Por Juan D. Llorens*

DEFENSA CIVIL, 17 de marzo de 2008. Sres. Medios de Prensa Distrito de Necochea.
Dirijo la presente a Uds., a los fines de solicitarle se sirva publicar la carta que a continuación desarrollo, a los fines de poder comunicar el profundo agradecimiento de nuestro equipo de trabajo a todos los que de una u otra forma colaboraron en la emergencia climática de los primeros días del corriente.

Nuevamente la naturaleza nos castiga, como en todo el mundo. Nuevamente tenemos que poner todo el esfuerzo para ir en ayuda de aquellos que son damnificados por un fenómeno meteorológico sin muchos antecedentes por su magnitud. Nuevamente después del desastre, empiezan a llegar situaciones e imágenes que emocionan y que crean la necesidad de poder llegar de alguna forma a aquellos que conozco y que no conozco, y que se pusieron el overol para llevar alivio a los que necesitaban.

Quedan en mi memoria aquellos bomberos de Quequén con el agua casi a la cintura, cargando personas y chicos en brazos alejándolos de sus casas anegadas, los maquinistas de Quequén y Necochea, saltando de la cama a la máquina en plena madrugada sin el cotidiano mate o desayuno. Quedan en la memoria también aquellos que llamaron o se acercaron para poner sus vehículos o su físico en las tareas de socorro, dentro de ellos aquel chico con “capacidades diferentes” descargando y cargando camiones con mercaderías o aquellas señoras seleccionando y acondicionando ropas y mercaderías en el Hogar Mateo. También están en la memoria camioneros y maquinistas operando en el “medio de la nada”, rodeados de agua y sin los afectos de sus seres queridos, a muchos kilómetros de su hogar y quizás solo con una radio de compañía o un mate, o bien con el saludo a bocina de los pocos que pasábamos  por el lugar, quizás como una necesidad de comunicarse. No importa si son de Vialidad, Municipales, de Hidráulica o de Policía, ya que todos estaban con el mismo objetivo, de sol a sol, todos los días, que era solucionar los inconvenientes que el agua ocasionaba.

También en el recuerdo están Ustedes, los medios de difusión,  que en todo momento llevaron el mensaje y colaboraron en el pedido y recolección de ayuda a los que necesitaban, como así muchos funcionarios de todos los partidos y rangos, que brindaron su gestión y apoyo.

Aún cuando otros medios intercalaban información tendenciosa que podría responder a intereses mezquinos, intentando defraudar la voluntad solidaria de los vecinos, sin conocer realmente el drama de los que sufrían entre el agua y el barro y sin estar informados con veracidad.

Nuevamente me atrevo a calificar como lo “más destacado” de este evento a la SOLIDARIDAD DE LOS HABITANTES DEL DISTRITO, que de inmediato, con corazón abierto, empezaron a llenar de donaciones a los damnificados, como aquella señora de condición muy humilde, que con el producido del lavado de unas camisas, juntó unos pocos pesos, y sin pensar quizá en sus muchas necesidades diarias, lo invirtió en dos bidones de agua para los inundados.

Par último vaya nuestro mas profundo reconocimiento a todas aquellas personas de buena voluntad que se sienten identificados con esta carta.-

*Director de Defensa Civil Necochea