viernes, junio 21, 2024

Salud

CIENCIA: Cápsula endoscópica para celíacos

Sharing is caring!

250px-capsuleendoscope.jpgpillcam2.jpg

Por: Bruno Geller

Un estudio publicado en la revista científica Clinical Gastroenterology and Hepatology evidenció que los síntomas de los pacientes celíacos no se correlacionan con la extensión del daño intestinal. Los resultados surgen de los diagnósticos efectuados a 37 pacientes de la Clínica Mayo de los Estados Unidos, realizados mediante el empleo de una diminuta cámara -que bajo la forma de cápsula se toma vía oral- capaz de obtener imágenes precisas del aparato gastrointestinal.

El avance tecnológico está mejorando los diagnósticos por imágenes en varias áreas de la salud. En el año 2001 la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, según sus siglas en inglés) aprobó el empleo de la cápsula endoscópica, una milimétrica cámara de video que permite obtener imágenes nítidas del aparato gastrointestinal. Sus creadores fueron Gavriel Iddan, ingeniero mecánico israelí y Paul Swain, gastroenterólogo del Hospital Royal de Londres.

Poco a poco esa técnica comenzó a emplearse para diagnosticar diversas enfermedades intestinales. La video-cápsula endoscópica es un dispositivo del tamaño de una vitamina grande que contiene una diminuta cámara de video a color, luz, una batería y un transmisor. Luego de tragarla con la ayuda de un vaso de agua, la cápsula se desplaza a lo largo del tubo digestivo pasando por el intestino delgado y el colon. A medida que circula, las imágenes que se registran en la cámara de video son transmitidas a varios sensores adheridos a un dispositivo colocado en la cintura del paciente, donde se graban en formato digital. Paso seguido, se retira el aparato de registro y se descarga el contenido a un computador para examinarlo. La vida útil de la batería que alimenta al dispositivo permite obtener imágenes durante 8 horas de recorrido de la video-cápsula por el tubo digestivo.

Aunque el estudio demanda su tiempo, es indoloro y le permite al paciente continuar con su vida cotidiana sin necesidad de permanecer en el hospital. Al final del trayecto, la cápsula se expulsa a través de las heces.

Cotejando el daño

Investigadores de la Clínica Mayo de los Estados Unidos encabezados por el doctor Joseph Murray y un equipo de colegas emplearon esa cápsula para obtener una visión ampliada del daño intestinal causado por la enfermedad celíaca. Esta patología se manifiesta por una alteración de la mucosa intestinal, un daño que atrofia las vellosidades de las células del intestino, lo que entorpece la absorción de los alimentos. De allí que algunos de los síntomas de la enfermedad celíaca sean la diarrea, la anemia y la pérdida de peso.

Todo comienza con una reacción a ciertas proteínas presentes en los cereales que los celíacos no toleran. En esta enfermedad “el agente causal del daño intestinal es la gliadina, una proteína presente en el gluten dietario. De esta manera, la simple restricción de esta sustancia, presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno, permiten la recuperación de la mucosa intestinal y la reversión de los síntomas”, explica el doctor Edgardo Smecuol, prosecretario de la Sociedad Argentina de Gastroenterología (SAGE) y médico de staff del Hospital de Gastroenterología “Dr. Bonorino Udaondo”.

Murray y un equipo de médicos examinaron a 37 pacientes con enfermedad celíaca comprobada mediante biopsia, pero no tratada. El 92 por ciento de ellos presentó daños visibles que fueron detectados por la cápsula endoscópica. Veintidós pacientes presentaron extenso daño en el duodeno, primera parte del intestino delgado, y lesiones en algunas zonas del yeyuno, parte media del intestino delgado. Se observaron alteraciones limitadas sólo al duodeno en doce pacientes, y uno de ellos evidenció compromiso exclusivamente en algunas áreas del yeyuno.

Seis meses después de seguir una dieta sin gluten, la cápsula endoscópica reveló mejoría o disminución del daño intestinal en la mayoría de pacientes. Estos resultados fueron publicados en la revista científica Clinical Gastroenterology and Hepatology.

Sintomatología variable

“En el estudio hecho a los celíacos se verificó que la lesión intestinal no se limita a los sectores más altos del intestino delgado, sino que se extiende más lejanamente en dicho órgano”, afirma Smecuol. Y agrega: “Los resultados obtenidos por los investigadores de la Clínica Mayo evidenciaron la falta de correlación entre la extensión del daño intestinal y los síntomas de los pacientes”.

De acuerdo con los hallazgos de Murray, esa falta de correlación significa que la aparición de síntomas en los pacientes que sufren enfermedad celíaca no dependería de la extensión de la lesión del intestino. “Así, un enfermo celíaco puede no tener síntomas y evidenciar alteraciones desde el duodeno hasta el ileon terminal o verificarse desnutrición por la clínica y sólo tener lesiones en el duodeno”.

La doctora Silvia Pedreira, jefa del Servicio de Gastroenterología del Hospital Alemán e integrante de la Comisión Directiva de SAGE explica: “Hay casos de personas celíacas que no tienen síntomas a pesar de tener alteraciones intestinales. Debido a la ausencia de esas manifestaciones clínicas, resulta difícil detectar la enfermedad si no se realiza un estudio diagnóstico específico”.

La ausencia de síntomas se observa en general en pacientes “a los que denominamos en riesgo, familiares de primer grado de celíacos, con anemias crónicas sin diagnóstico, gente de baja estatura o infertilidad. Son signos que parecieran no tener relación con alteraciones digestivas. Por esa razón es importante identificar esa patología de forma temprana para evitar futuras complicaciones de salud”, afirma. Y acota que la presencia de aftas orales o falta de mineralización ósea (osteoporosis) pueden ser indicios para sospechar de celiaquía.

Beneficios de la cápsula

En relación con otras técnicas diagnósticas, ‘la cápsula nos permite observar los 9 metros completos del intestino delgado, y no solamente los primeros 30 a 60 centímetros que se visualizan mediante la endoscopia digestiva convencional’, señala Murray.

Se emplea desde hace varios años en unos 20 centros de diagnóstico de la Argentina, principalmente en la ciudad de Buenos Aires y el GBA. El estudio con la cámara oscila entre los 4.500 y los 6.000 pesos.

“Se trata de una herramienta diagnóstica de gran importancia en el estudio de las enfermedades del intestino delgado, particularmente en situaciones de sangrado digestivo de origen desconocido. En cuanto al lugar que ocupa dentro del estudio de la enfermedad celíaca, tiene una clara indicación en los casos, afortunadamente infrecuentes, en los cuales se sospecha complicación de esta enfermedad”, destaca Smecuol. Y manifiesta que algunas de esas complicaciones son la presencia inusual de ulceraciones a lo largo del intestino delgado o de linfomas, o sea, de tumores malignos del tejido linfático del intestino.

“Los pacientes celíacos que no cumplen con la dieta sin gluten tienen una mayor exposición a algunos tumores, en particular el linfoma, el adenocarcinoma de intestino delgado y el cáncer esofágico, entre otros”, señala Smecuol y continúa: “En estas situaciones, la video-cápsula endoscópica nos brinda imágenes a las cuales la endoscopia convencional no accede por la limitación del largo del instrumental. A pesar de su alto costo, su empleo en circunstancias como las mencionadas, tiene plena justificación”.

El especialista pone énfasis en aclarar que “el estudio con videocápsula no se encuentra indicado, de manera alguna, en el manejo habitual de un paciente celíaco, cuyo diagnóstico se basa en el análisis de sangre y la realización de una endoscopia convencional con toma de biopsia duodenal que revela el aplanamiento vellositario característico de la enfermedad”.

Enfermedad frecuente

Un estudio realizado en 2001 por el doctor Juan C. Gómez en el Hospital San Martín de la ciudad de La Plata -cuyos resultados fueron publicados en la revista científica American Journal of Gastroenterology- donde participaron dos mil individuos sanos de entre 16 y 79 años, indicó una prevalencia de 1 paciente celíaco por cada 167 sujetos analizados.

“Se trata de una enfermedad con una enorme prevalencia en nuestro país, comparable a las encontradas en países europeos donde ya hace varios años es considerada una enfermedad frecuente en la población”, afirma Smecuol.

“Lo importante para el diagnóstico de la enfermedad celíaca es primero sospecharla, esto es, tenerla en mente para luego solicitar los análisis de laboratorio específicos y por último, confirmar el diagnóstico con la biopsia intestinal a través de una endoscopia digestiva”, destaca Pedreira. Y acota: “En este contexto, la video-cápsula endoscópica, sólo nos sirve para la evaluación de las complicaciones de la enfermedad o desde el interés académico, para la confirmación de lo que ya sospechábamos acerca de tratarse de una patología que puede afectar un segmento del intestino o ser difusa, esto es, más extendida a lo largo del intestino delgado”.

Para la experta es importante que la comunidad médica esté preparada para detectar la patología cuando atienden pacientes con síntomas no tan claros. “Son muchos los celíacos que no saben que presentan esta enfermedad pero también son muchos los que ya han sido diagnosticados y no cumplen claramente con el tratamiento por diferentes motivos, entre ellos, desconocimiento o negación de la enfermedad. En este y otros temas de salud, estar bien informados contribuye a mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad”, concluye Pedreira.

2 thoughts on “CIENCIA: Cápsula endoscópica para celíacos

  1. me podrian informar donde se hace en argentina el estudio con la capsula endoscopica.
    Desde ya muchas gracias

Comments are closed.