miércoles, julio 06, 2022

Locales

POLÍTICA: Los radicales K se reúnen en Junín en busca de la conducción partidaria

Sharing is caring!

juliocobos.jpgJulio Cobos

El encuentro será el 16 de marzo y tiene como objetivos constituirse como corriente interna y reclamar elecciones directas para elegir las autoridades del partido. Allí, lanzarán la vertiente Radicales por la Concertación con la que pretenden alzarse con los máximos cargos para «normalizar» la UCR. El cónclave será encabezado por el vicepresidente Julio Cobos.


Los radicales K tienen previsto reunirse el 16 de marzo próximo -o durante Semana Santa- en la localidad bonaerense de Junín para constituirse como corriente interna de la UCR y reclamar elecciones directas para elegir las autoridades del partido.

El intendente radical K de Junín, Mario Meoni, confirmó a Télam el encuentro y señaló que esa corriente tiene la intención de conducir a la UCR para «normalizar» el partido.

Los Radicales por la Concertación estarán encabezados en Junín por el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos «en el marco de una gran convocatoria al radicalismo de todo el país», señaló Meoni.

La jugada del radicalismo K se inscribe en el marco del impacto que causó el giro de Roberto Lavagna, ex aliado electoral de la UCR que junto al ex presidente Néstor Kirchner acordó sumarse a la normalización del Partido Justicialista.

En Junín los K pedirán que la actual conducción de la UCR encabezada por Gerardo Morales dé un paso al costado y convoque a elecciones directas de los afiliados para elegir a las nuevas autoridades que hasta ahora se designan mediante un plenario de delegados, dijo el intendente.

Como paso previo, los radicales K pedirán una campaña de reafiliación para depurar el padrón y el fin de las sanciones y las expulsiones que el Comité Nacional aplicó a los dirigentes que se sumaron a la Concertación Plural del gobierno.

Morales había dicho a Télam que esperaba un «embate» del radicalismo K para quedarse con la dirección de la UCR después de la decisión de Lavagna.

Sin embargo, no sólo los K están moviendo sus piezas para avanzar sobre la conducción partidaria. Los radicales que integran la Coalición Cívica de Elisa Carrió llamaron a que la UCR o parte de sus integrantes se integren a ese acuerdo, mientras que algunos dirigentes están pidiendo la «reorganización del partido».

En ese sentido, el ex titular de la Cámara de Diputados durante la Alianza, el radical Rafael Pascual, planteó este miércoles la necesidad de convocar a todos los radicales para «reorganizar el partido», incluido los dirigentes que se aliaron con el kirchnerismo, y criticó el estilo de conducción del actual titular de la UCR, Gerardo Morales.

«El radicalismo en lo inmediato debe buscar la manera de levantar las sanciones existentes, reorganizar los partidos intervenidos y convocar a todos los radicales que quieran integrar sus filas a un gran debate para reorganizar el partido», dijo Pascual a radio América.

Al respecto, expresó que «si el senador Morales sigue con su política de tarjeta roja va a ser muy difícil incluir a todo el mundo», y planteó que «no ha habido debate suficiente» en el seno de partido y que «ha habido una actitud sectaria que ha terminado con este tipo de sanciones que no han ayudado».

«Lo que el partido tiene que hacer es buscar una reorganización que sea abarcadora, que pueda incluir en sus filas a todos aquellos que en el último tiempo han pensado de manera diferente», reiteró.

Mencionado junto al dirigente Enrique Nosiglia como negociador por estos días para que los radicales K vuelvan al partido, Pascual arremetió contra la actual conducción de Morales y los anteriores titulares del partido.

«Primero fue el ex gobernador (Ángel) Rozas por dos períodos, después el ex gobernador (Roberto) Iglesias y ahora Morales, quienes conducen el partido y pertenecen al mismo sector, han tenido tiempo suficiente para reorganizar el partido y no han podido hacerlo», sostuvo por último el dirigente radical. (TELAM)