miércoles, julio 06, 2022

Locales

TRES ARROYOS: Primera exportación directa. En camino al registro aduanero propio. Personal aduanero de Necochea participó de la operatoria.

Sharing is caring!

 

puerto_quequen.jpg Despacho Aduanero sobre la margen Necochea.

El lunes 4 de enero se efectuó la primera operatoria con despacho de aduana en la misma planta exportadora. El molino harinero de Cargill concretó una exportación a Chile en forma directa desde Tres Arroyos. Y el trámite lo realizó personal aduanero de Necochea en la empresa. El municipio busca sumar este tipo de operatorias para tener una sede en la ciudad por las ventajas que implica.

 

Se produjo la primera exportación desde Tres Arroyos en forma directa a Chile con despacho de aduana en la misma planta local. El embarque que la firma Cargill realizó con destino al vecino país se produjo en diez camiones con pellets de trigo por más de 230.000 kilos, y marcó un hecho que puede ser vital para que en un futuro la ciudad tenga una oficina de registro con personal aduanero permanente.

Leandro Giqueaux, jefe de la sección Verificaciones de la Aduana de Necochea, fue uno de los funcionarios presentes en la operatoria de ayer, explicando que «el molino harinero de Cargill inició tareas como planta habilitada para consolidar cargas de exportación, en el marco de la resolución 1020 de la AFIP, que le permite al exportador operar desde su planta generando zona primaria aduanera con la presencia del personal actuante».

Y acotó que esto se encuadra «en el marco de todas las tareas que se vienen realizando para establecer una oficina de registro de aduana y en un futuro, si la operativa lo amerita, una zona primaria aduanera o de resguardo aduanero».

Las ventajas

Al ser consultado acerca de las ventajas de este tipo de operaciones, Giqueaux explicó que el régimen aduanero «establece que el operador tiene que ir a trabajar a la zona primaria aduanera habilitada, en el caso de la jurisdicción de la Aduana de Necochea llega a Tres Arroyos junto a otros distritos de la región, pero para un exportador que tiene su planta en esta ciudad se constituye en mayores costos trasladar toda la logística como paso primario al área que la aduana tiene establecida como zona primaria.

Con este régimen el funcionario trabaja en la planta habilitada para exportar y la firma exportadora genera la carga directamente desde su planta con todas las ventajas que ello genera, sin costos adicionales ni ningún tipo de contrataciones extras, como en este caso de Cargill que carga los camiones, se pesan, se precintan y parten con rumbo directo a destino con todo el trámite aduanero hecho, y en el paso de frontera lo único que se verifica es que los precintos se encuentren de la misma manera que fueron colocados».

Agregó que este tipo de régimen «lo que busca es flexibilizar el comercio exterior y el empresario puede evitar hacer el trámite en la frontera, con los consiguientes costos que ocasiona la pérdida de tiempo que ello genera, o trasladarse a la aduana de jurisdicción de la zona primaria, que en este caso sería Necochea, con costos de flete agregado».

A futuro

Pero este hecho tiene connotaciones a futuro. «Es el ejemplo para la tarea que están llevando a cabo en conjunto la Municipalidad de Tres Arroyos, la Aduana de Necochea y la Dirección Regional Aduanera con asiento en Bahía Blanca, en aras de poder concretar la oficina de registro en Tres Arroyos, con lo cual se asignaría personal aduanero permanente a esta ciudad.

Lo que se necesita es que la operatoria lo justifique, en la medida que los empresarios tomen la determinación de trabajar desde sus plantas y se produzca la demanda operativa, la Aduana va a responder.

En principio enviaría funcionarios, como en este caso vinimos nosotros, y si se sostiene designará personal en forma permanente», sostuvo Giqueaux.

Asimismo opinó que desde el punto de vista agroindustrial Tres Arroyos «tiene un gran movimiento y muchísimas posibilidades, nosotros como Aduana de Necochea estamos tratando de cambiar el perfil de ser dependiente del puerto para ampliar el espectro al resto de la jurisdicción, por eso hace dos años que en Olavarría viene funcionando muy bien una zona primaria, y ahora la idea es que Tres Arroyos también la tenga».

Y en ese sentido estimó que «el problema principal es el desconocimiento que existe en los operadores sobre este tipo de ventajas más que cualquier otra cuestión.

Aquí lo que se busca es flexibilizar el comercio exterior para que la Aduana no sea una solución.

Por eso las tareas de la mano de la Municipalidad, la Aduana y la Región Aduanera están aunadas para que la oficina de registro en una primera etapa y el resguardo aduanero en una segunda, salga lo antes posible, lo único que se necesita es que la operatoria lo justifique», aseguró el funcionario.

Por ello apuntó a que se debería «ir advirtiendo el empresario para que conozca y obtenga esas ventajas, sabemos bien porque tanto en relevamientos que se han hecho como en la jornada que se hizo el año pasado a través de la Cancillería, el movimiento de empresas que trabajan en comercio exterior es grande, lo que no es así la cantidad que operan con la Aduana de jurisdicción.

Mayormente tienen toda la operatoria y logística apuntando hacia Buenos Aires o la frontera, y con este tipo de régimen y la posibilidad de la oficina podría trasladarse al patio de la empresa, como ocurrió en este caso». (LA VOZ DEL PUEBLO)