martes, julio 05, 2022

Opinión

Honrar la vida

Sharing is caring!

int344096be_1.jpg

Por Juan Carlos Stranges

El cambio es permanente, sostenido y constante en nuestras vidas. El 10 de diciembre se conmemoró el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948. Cercanos a sus 60 años en el mundo seguimos en continuas campañas para promover sus ideales y principios de justicia e igualdad para todos.

Nosotros los argentinos signamos al 10 de diciembre desde 1983, como el inicio de la nueva etapa democrática Argentina.

Luego de largos años oscuros, 1976 al 1983, las campañas políticas asomaban en ese entonces desde distintos sectores que prometían luchar contra la impunidad.

Así, surgía la multipartidaria en la que estaban representados los partidos mayoritarios y permitidos por los militares. En ese marco político se escuchaban voces de respeto a los derechos humanos desde Alfonsín con sus promesas, luego incumplidas, de “basta de impunidad”, Alende que sostenía “juicio y verdad” y otros como Luder con Frondizi  que aceptaban la auto amnistía dictada por las propias Fuerzas Armadas.

Desde el punto final, la obediencia debida y los indultos sabemos hoy por cuántos caminos tortuosos debimos transitar para poder tener un gobierno que esté dispuesto a dar a conocer la verdad, verdad que es un derecho humano fundamental, verdad que no es revancha sino memoria, justicia.

Se trata de una memoria que proyecta una reflexión crítica sobre la relación entre el pasado autoritario y las actuales violaciones a los derechos humanos, memoria necesaria para construir una sociedad profundamente democrática y un futuro con perspectivas de desarrollo social.

La Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner en el mensaje ante la Asamblea Legislativa el día de su asunción nos dijo “…Yo espero que en estos 4 años de mi mandato, estos juicios que han demorado más de 30 años en ser iniciados, puedan ser terminados. Tenemos la obligación desde el Ejecutivo, desde el Parlamento, desde la propia Corte Suprema de Justicia y de los Tribunales, de adoptar y diseñar los instrumentos que garantizando todos los derechos y garantías que otros argentinos no tuvieron, permitan finalmente enjuiciar y castigar a quienes fueron responsables del mayor genocidio de nuestra historia …”

La memoria no se rinde al igual que los pueblos.

Por la verdad y la justicia.

Hoy a 24 años de democracia estamos transitando el camino correcto.

Juan Carlos Stranges

Presidente

Partido Frente Grande Necochea

en el Frente para la Victoria , Primero Necochea