domingo, julio 03, 2022

Locales

ACCIDENTES DE TRÁSITO: Piden un programa nacional de prevención de accidentes viales

Sharing is caring!

transito.jpg

El trabajo indica que los datos estadísticos dados por el Indec y por las ONG son erróneos. De todas formas coincide en que Mar del Plata está a la cabeza de la provincia en cantidad de accidentes. Necochea aparece en un segundo grupo.

Un estudio sobre accidentes de tránsito concluyó que las cifras que han dado a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) por un lado y algunas entidades no gubernamentales por el otro son erróneas, unas por «defecto» y otras por «exagerado exceso».

Los partidos con mayor cantidad de accidentes con víctimas han sido aquellos cuyas cabeceras son las ciudades de La Plata, Mar del Plata, Junín, Bahía Blanca, Olavarría y Tandil, seguidos por Avellaneda, Quilmes, La Matanza, Necochea, Lomas de Zamora y Lanús.

Asimismo el informe tiene como conclusión que sobre el tema de los accidentes viales en nuestro país no queda más por investigar y si queda «mucho por hacer» en cuanto a prevención, señalando la falta de un programa nacional, coordinado y a largo plazo de prevención. Y en este punto señala como principales responsables a las máximas autoridades políticas de Nación, provincia y municipios.

El trabajo fue realizado por el técnico superior en seguridad e higiene industrial Ernesto Valsecchi, quien a su vez fue el autor de un completo trabajo sobre la situación de la accidentología vial en el partido de General Pueyrredon, realizando comparaciones entre los años 1998, 1999 y 2000.

El autor del trabajo analizó los accidente viales registrados en toda la provincia de Buenos Aires durante el mes de marzo de 2007, porque es en dicha provincia en la que se radica el mayor porcentaje de población (38%), la que posee mayor parque automotor (37,5% automóviles y transportes de pasajeros y de carga), como así también los mayores porcentajes de rutas pavimentadas nacionales (15%) y provinciales (28%). Asimismo tuvo en cuenta que «tanto las cifras como la cuantificación de aspectos tomados en consideración son representativas y abarcativas de lo que ocurre en materia de accidentes viales a lo largo de todo el año en el resto de las provincias y con variables atribuibles sólo a características propias de cada región y que no hacen al fondo de la cuestión».

De todas formas aclaró en el desarrollo del trabajo que para un diagnóstico de situación que pueda ser tomado como base para la elaboración de un programa nacional de prevención se necesita más información que la recogida en el presente análisis.

Valsecchi partió de las «discrepancias» existentes en las cifras dadas por el Indec para el año 2003, según las que en la provincia de Buenos Aires se habían producido 67 muertes (por millón de habitantes) ubicándose en sexto lugar, cuando en los datos dados a conocer por una ONG -que no menciona- para ese mismo período, en la provincia se habrían registrado 211 muertes por millón de habitantes, ubicándose la misma provincia en lugar N° 18.

¿Cuál es realmente el estado de situación actual en materia de accidentología vial? ¿Será que el tema no ha concitado la atención y consideración seria y responsable que viene requiriendo desde larga data de parte de los funcionarios relacionados con la temática a nivel nacional, provincial y municipal y que por ello ni siquiera sabemos a ciencia cierta dónde estamos parados?» se preguntó el autor al explicar las diferencias a la hora de comparar estadísticas difundidas.

Relevamiento propio

Según el relevamiento de Valsecchi la colisión (accidente en el que intervienen 2 o más vehículos en movimiento) es el más frecuente, constituyendo el 57% del total de los hechos registrados en toda la provincia en el período estudiado. En tanto el atropello (de personas) representa un 13%. Los vuelcos constituyen un 12% del total de accidentes (el 70% se registraron en rutas) y los choques (vehículo en movimiento contra objeto fijo) el 14% (el 67% ocurrieron en centros urbanos).

Las rutas con mayor registro de accidentes fueron «la provincial 2 -sobresalientemente- y las nacionales 51 y 3», seguidas por «camino centenario, autopista del oeste y autopista de Ezeiza».

Continuando con el análisis, indica que «las distintas clases de accidentes muestran mayor frecuencia en los períodos horarios de 6 a 12 y de 12 a 18 (27,4 y 23,8 respectivamente) y la menor frecuencia está dada en el período de 0 a 6».

Por otra parte señala que en las distintas clases de accidentes la mayor cantidad de víctimas -fatales o no- son de sexo masculino (72,7% de lesionados y 61,5% de muertos). Esta tendencia se repite cuando el autor analiza las personas lesionadas según rol y sexo (75% de varones en rol de conductor).

«No queda mucho por descubrir o decir pero sí por hacer», sostuvo Valsecchi a modo de conclusión, entendiendo que «si se quisiera a nivel oficial mejorar la calidad de vida de la población a partir del ahorro del inútil sufrimiento y pérdida de vidas humanas, como así también de cuantiosas pérdidas materiales derivadas de accidentes viales que son previsibles y factibles de prevenir, la solución no puede ser otra que la implementación de un programa nacional de seguridad en el tránsito». Según el autor este programa debería «estar a cargo de profesionales prevencionistas y tener como objetivos la disminución de la frecuencia de accidentes, minimización de la gravedad de las consecuencias y lograr una más eficiente asistencia de urgencia y tratamiento médico de las personas lesionadas».