miércoles, julio 06, 2022

Nacionales

El RENAR destruyó 20 mil armas en campana. Estaban entre ellas las de Necochea

Sharing is caring!

_39108145_030417armas300.jpg

El Registro Nacional de Armas (RENAR), dependiente del Ministerio del Interior, junto a la Red Argentina para el Desarme, procedió a la destrucción de 20.037 armas, prevista en el Programa Nacional de Entrega de Armas de Fuego.

El acto se llevó a cabo, en la planta se Tenaris Scrap, ubicada a metros de la Ruta 6.

Las armas corresponden a la recolección en los puestos de la Sede Central del Renar, las Asociaciones de Tiro de Núñez, Lomas de Zamora y Quilmes, y los puestos móviles de: Azul, Morón, Necochea, Olavarria, Tres Arroyos, San Cayetano, Lobería y La Plata.

El método utilizado para la destrucción se realizará en dos etapas: la primera será de trituración de esas armas y luego el de fundición. Que transforma el arma en escoria o material de hierro fundido, mediante la utilización de un horno de alta temperatura.

Hasta la fecha, el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego recolectó 55 mil armas. Según datos oficiales del Renar, las armas más entregadas fueron: revólveres 22, revólveres 32, revólveres 38, carabinas 22 y pistolas 22.

El Programa se puso en marcha el 10 de Julio pasado y consiste en la entrega voluntaria y anónima de armas de fuego y municiones a cambio de un incentivo que varía entre los $ 100 y $450 pesos, según el tipo y calibre del arma entregada.

En ese sentido, Meiszner precisó que «la mayoría de las personas que respondieron a la iniciativa del gobierno son mayores de edad sobretodo mujeres que las heredaron de sus esposos» y manifestaron que el plan les brindó la solución porque «no sabían que hacer con las armas en sus casas».

«El objetivo propuesto por la ley 26.216 se está cumpliendo en la forma programada: en porcentajes similares estamos recibiendo armas registradas y no registradas, lo que significa que estamos depurando nuestros registros y sacando armamento ilegal de circulación», precisó Meiszner.

Este plan de alcance nacional, que tendrá una duración de 6 meses con posibilidad de prórroga, forma parte de una política integral de control y prevención de la violencia armada, que incluye medidas de persecución del mercado ilegal de las armas de fuego.