Opinión

¿MOLINA TIENE ÉTICA POLÍTICA?

Sharing is caring!

por Miguel Abálsamo

El intendente doctor Daniel Molina tal vez confundió
la transversalidad, o la unidad, con intromisión en
cuestiones internas de otros partidos políticos..Existe
cierto travestismo que a la larga se paga. Repudio general
de la mayoría de los dirigentes opositores por estas actitudes.
La pregunta sería…¿ Es ética la actitud política del alcalde ?

La ética es la parte de la filosofía que estudia la moral y las obligaciones de las personas. No importa la actividad que ese ciudadano realice, profesional, intelectual, obrera, estudiantil, etc.

El intendente local doctor Daniel Molina ha dado ejemplo de poco cuidado en su manejo político, fundamentalmente con sectores de la oposición, a quien ha descalificado en varias ocasiones y lo peor, ha tratado de inmiscuirse en la vida interna de esos partidos, con la finalidad de subirse a un caballo que no era de él, dividir para reinar o al menos hacerlos ingresar en el mundo de la confusión momentánea.

Esas galimatías del intendente han recibido la reprobación del ancho mundo de la política necochense, y personalmente no recuerdo actitudes tan reñidas con lo que debe ser el comportamiento de un político.

Sus engendros comenzaron a principios de años, cuando intento faldear con el matrimonio K, haciéndole creer a muchos incautos que compraron, sería el candidato del gobierno, coqueteando con la ¨porcarización; que le ofrecía un lecho de rosas.

Finalmente no lo logró. Porque nunca fue desde la Casa Rosada, y segundo porque se necesitaba más que una pose para apostar fuerte en este sector, Molina no es Katz, ni tampoco aseguraba la intendencia, y menos aún una propuesta pluralista. Siempre fue él y su circunstancia, como definiera José Ortega y Gasset en aquello del hombre y su circunstancia, donde la reivindicación viene desde el punto de vista individualista. Era él, su circunstancia, un pedacito de socialista y los buenos vecinos.

Luego intentaría quedarse con una sigla histórica perteneciente al verdadero vecinalismo, cuando salió a la palestra con la palabra comunal, rápidamente la Agrupación Comunal Transformadora abortó esa posibilidad.

Provocó diáspora en el socialismo, más tarde en el Frente Grande cuando utilizó la palabra FRENTE, y en últimas horas su turismo de aventura política recayó en el intento de abrazarse a la boleta de la correligionaria Margarita Stolbizer. La Coalición Cívica de un cachetazo lo devolvió al palco radical del viernes lluvioso en Necochea, junto a Perico Azcoiti, Ricardo Alfonsín, Silvina Benítez, Juan Pablo Villarreal, toda la liturgia radical, marcha incluida, y una caricia en el discurso a oídos de buenos vecinos, por las dudas, aunque en la lista ni aparezcan, y a los ¨peronistas de base¨ como suele decir el alcalde de las varias ideologías cuando caza un distraído del movimiento del General.

Yo no salgo de mi asombro del travestismo político en su máxima expresión, una especie de gregario que olvida la organicidad, donde solamente se han salvado Unión-Pro y el Frejuli, por ahora su primo doctor Julio Copercido y el ex senador Miguel García, no fueron invadidos en sus terruños.

El acertijo es determinar finalmente la idea del intendente. Sabemos que la boleta tres de Lavagña-Alfonsín lo tendrá como huésped definitivo, acompañado de la famélica boleta denominada Frente. Aunque viniendo de Molina nos puede sorprender con algún intentó más.

Los colectivos del matrimonio K, ACT, Margarita…no le permitieron subir porque iban llenos.

Estuvo a punto de la desafiliación partidaria, algunos correligionarios esperan la noche del 28 de octubre para hacer sonar su escarmiento si todo resulta mal, y saben que si todo resulta bien para el alcalde tendrán sus días contados en su estructura.

El hombre de las varias ideologías, intentará su reelección.

La pregunta, no afirmación, que me sigo haciendo es….¿ ES ÉTICO EN LO POLÍTICO EL INTENDENTE DE MI CIUDAD..?