Nacionales

MEMORIA: Detienen a otro represor

Sharing is caring!

juicios-por-la-verdad.jpg

Se trata del Comisario Ernesto Orosco que fue jefe de la comisaría cuarta entre 1975 y 1976. Está involucrado en las causas originadas en la ciudad de Necochea por los organismos de derechos humanos.

Colaboración: Mariela Martí

El policía está acusado por los delitos de privación ilegal de la libertad por motivos políticos en 18 casos y de entrega de detenidos para la imposición de tormentos en similar cantidad.

Orosco se había presentado “espontáneamente” a declarar como testigo en los Juicios por la Verdad pero su testimonial fue solo tomada como declaración no juramentada ante la posibilidad que pudiera más tarde estar involucrado en algunos de los tristes hechos revelados.

Con esta ya suman 12 las detenciones a represores en los últimos meses. El ex Comisario se encuentra detenido en la delegación de la Policía Federal de Mar del

Plata.

El pasado 16 de Abril una de las testigos del Juicio de la Verdad, Elena Arena como ampliación de su declaración anterior reconoció a Orozco, como el Jefe a cargo en la época en que ella fue detenida y aseguró que cuando entraban o salían militares de la dependencia siempre había personal jerárquico estando presentes el Comisario o el Subcomisario en esos momentos.

Narró que luego de haber llegado ella de una sesión de tortura con otras detenidas las recibió el ex Comisario Orosco y dijo “un momento, vamos a hacer revisar a las señoras porque yo no quiero después que digan que les pasó algo acá adentro” y fueron atendidas por un supuesto médico que les preguntaba si las habían torturado o como las habían tratado pero ellas ante la falta de garantías se negaron al interrogatorio.

Ese mismo día el ex Comisario había concurrido a prestar testimonio por su cuenta pero por decisión de la mayoría del Tribunal Oral Federal fue tomada la declaración no juramentada de Orosco, designado a cargo de la Comisaría 4ª a mediados de Marzo de 1975 y hasta Junio de 1976.

Según el ex policía “a partir del Decreto de Octubre del 75, la policía quedaba subordinada al poder militar, por lo que los militares estaban autorizados para poder alojar a los detenidos de los operativos que realizaban ellos en cualquier dependencia policial que generalmente quedaban incomunicados y a disposición de la autoridad militar”.

En otro tramo Orosco explicó que el fue trasladado al campo, a la localidad de Maipú a pedido de los militares ya que según sus Jefes no le tenían confianza porque “no había colaborado lo suficiente”.

Por último el ex jefe policial explicó “los que tenían el trato directo con los militares y entregar a los detenidos eran los de la guardia de prevención” queriendo tal vez deslindar su responsabilidad en los hechos de esa época ya que quienes la componían pertenecían a la comisaría a su cargo. (www.0223.com.ar)