Locales

NECOCHEA: Hoy 10 de julio comenzó el Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego. El acto central se realizó en nuestra ciudad. Palabras de Mónica Bouyssede.

Sharing is caring!

adrian-marcenac.jpgbouyssede.jpg

El Plan Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego se puso en marcha hoy martes 10 de julio. El acto se realizó en el salón de actos del municipio y contó con la presencia de la familia de Alfredo Marcenac, del Director del Registro Nacional de Armas (RENAR), Andrés Meiszner,  los intendentes municipales de Necochea, Lobería, San Cayetano y Balcarce y el Director de Política del Ministerio del Interior, Dr. Gastón Guarracino. Se procedió a destruir la primer arma adquirida por el Programa.

Los intendentes municipales Daniel Molina de Necochea, Miguel Stornini de San Cayetano, Hugo Rodríguez de Lobería y Carlos Erreguerena de Balcarce se comprometieron a la puesta en marcha en cada uno de sus distritos del «Programa de Entrega Voluntaria de armas».

Adrian Marcenac y Mónica Bouyssede junto al Director del RENAR, Andrés Meiszner presidieron el acto con presencia de concejales, autoridades de Prefectura, representantes de entidades intermedias y de derechos humanos, políticos y público en general.

Hicieron uso de la palabra Adrián Marcenac y Andrés Meiszner, luego se firmó el acta compromiso para procederse posteriormente a la inscripción del arma adquirida y la posterior rotura de la misma con una maza.

Al finalizar el acto, Mónica Bouyssede se dirigió a los presentes para explicar el trabajo de base que se viene desarrollando desde el mes de octubre del año anterior y la participación fuerte del sistema educativo a partir del mes de mayo de este año.

En una parte de su mensaje, la mamá de Alfredo expresó el agradecimiento a los medios de comunicación de Necochea por la difusión de las actividades realizadas por el Grupo de Seguridad.

Destacó el compromiso de empresas locales que han ofrecido repartir una publicación del Grupo de Seguridad (pronta a salir), entre los clientes que tienen en Necochea y Quequén.

El programa consiste en la entrega voluntaria y anónima de armas de fuego y municiones que de inmediato serán inutilizadas y luego destruidas en un plazo de 60 días. A cambio de la entrega de armas y municiones se dará un incentivo.

Este plan de alcance nacional, que tendrá una duración de 6 meses con posibilidad de prórroga, forma parte de la política integral de control y prevención de la violencia armada, que incluye medidas de control del mercado legal y medidas de persecución del mercado ilegal de las armas de fuego.

Los objetivos del programa son: disminuir el uso y proliferación de armas de fuego y municiones; reducir accidentes y hechos de violencia ocasionados por el acceso y uso de armas; sensibilizar acerca de los riesgos de la tenencia y uso de armas, y promocionare una cultura de no violencia y resolución pacífica de conflictos que desaliente la tenencia y uso de armas de fuego.

A partir de esa fecha quedarán habilitadas las bocas fijas de recepción en las delegaciones que posee el RENAR en las provincias de:

Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, Mendoza, Río Negro, Salta, Santa Fe, Tierra del Fuego y Tucumán. También se podrá acceder a las sedes del Tiro Federal Argentino, el Tiro Federal de Lomas de Zamora y en la Asociación de Tiro y Gimnasia de Quilmes.

Para las provincias que no poseen delegación se confeccionó un cronograma de bocas móviles de recepción que funcionará en diferentes municipios de todo el país, con la colaboración de Iglesias y asociaciones civiles, entre otros organismos.

Para más información visitar la página Web www.desarmevoluntario.gov.ar.

Jornada sobre el plan de desarme voluntario

Bajo el lema “Por que y para qué incluir en el Presupuesto Nacional el Plan de Desarme Civil” se desarrolló en el anexo de la Cámara de Diputados de la Nación una charla-debate.

Organizada por el diputado de la Nación Pedro Azcoiti (UCR), Adrián Marcenac y Mónica Bouyssede (padres de Alfredo, quien fuera asesinado en la calle Cabildo del barrio de Belgrano hace un año atrás), tuvo lugar en la Cámara baja una jornada de debate sobre el desarme.

Los objetivos centrales de esa jornada fueron crear conciencia sobre la necesidad de incluir en el presupuesto nacional 2008, una partida específica para el programa de entrega voluntaria de armas (Ley 26.216) y debatir acerca del sistema de financiamiento del Registro Nacional de Armas.

El panel de expositores estuvo integrado por; Gabriel Conte, de la ONG Espacios de Mendoza; y Andrés Meiszner, Director del Registro Nacional de Armas, actuando como moderadora María Pía Devoto, de la Asociación para Políticas Públicas.

También hicieron uso de la palabra entre otros asistentes Darío Kosovsky, integrante del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales, Héctor Abbas, presidente de la Asociación Legítimos Usuarios y Tenedores de Armas de Fuego de la República Argentina.

En unas breves palabras introductorias, el diputado Azcoiti expresó que el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, “no debe ser mirado como la solución definitiva y total al problema de la sociedad armada y de la inseguridad ciudadana y sería un error así pensarlo. Pero sí podemos decir, que este plan es una avance y una medida mas, tendiente a lograr el desarme de la sociedad civil”.

Haciendo hincapié en la necesidad de incluir los recursos necesarios, mediante la inclusión de una partida en el Presupuesto Nacional que permita saber con certeza con cuantos recursos se cuentan.

A posteriori hizo uso de la palabra Adrían Marcenac quien se refirió a los objetivos de la jornada y la intención perseguida por este plan.

Luego de las exposiciones se generó un interesante intercambio de opiniones. que permitió escuchar las distintas posturas existentes, quedando el compromiso de continuar y profundizar este tipo de debates.