Necesitaba Boca una victoria. Y cómo. Después del sufrimiento que viene padeciendo por el flojo presente en la Copa Libertadores, el conjunto xeneize tenía que cambiar el chip para tratar de asegurar el campeonato.

Unión, de local, no parecía un escollo muy complejo. Pero el Tatengue se plantó firme en La Bombonera y dio batalla para tratar de empañar la enorme ilusión xeneize. Sin embargo, cerca del final, dos goles de Wanchope Abila le dieron el triunfo a los de Barros Schelotto.

Boca aseguró el primer puesto y podrá consagrarse el miércoles, cuando visite a Gimnasia, en el partido suspendido por lluvia de la fecha 25. Los de la Ribera deberán sacar un punto sobre los seis que tienen en juego para ser campeones. Si ganan o empatan con el Lobo darán la vuelta olímpica. Si no lo hacen, deberán ganar o empatar en su visita a Huracán, en el cierre del torneo, el domingo.

Mientras tanto, Godoy Cruz, el escolta, está obligado a sumar de a tres ante Tigre. Y luego esperar.

La victoria no puede discutirse. Boca fue superior al rival y mereció largamente los tres puntos. Sin embargo, una vez más sufrió por la falta de funcionamiento en el mediocampo: y cuando no tiene fútbol, termina dependiendo sólo de Pavón. El puntero jugó una vez más un partidazo para abrir los caminos cuando el gol no llegaba.

Con dos pases que fueron asistencias perfectas, el jugador que seguramente tendrá un lugar en el Mundial le cedió a Abila la posibilidad de anotar el doblete y de hacer estallar a La Bombonera.

Ahora, se viene Gimnasia. El título está a un paso, pero si lo consigue no podrá relajarse. Luego habrá que poner todas las fichas en vencer a Alianza Lima y esperar que Junior no le gane a Palmeiras en Brasil.

Entre la euforia por el bicampeonato y la incertidumbre por la Copa. Así vive Boca este final de semestre.

http://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/05/boca-union.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/05/boca-union-200x150.jpgahorainfo.com.arDeportesDeportesDeportesNecesitaba Boca una victoria. Y cómo. Después del sufrimiento que viene padeciendo por el flojo presente en la Copa Libertadores, el conjunto xeneize tenía que cambiar el chip para tratar de asegurar el campeonato. Unión, de local, no parecía un escollo muy complejo. Pero el Tatengue se plantó firme en...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...