Sharing is caring!

El premier israelí en su peor momento, aunque bramó que no renunciará porque es “inocente”, luego de que la policía de su país pidiera su procesamiento por actos de corrupción.

Tras dos años al frente de una investigación sobre supuestos casos de corrupción salpicada de filtraciones, intrigas y acusaciones, la policía israelí recomendó hoy el procesamiento del primer ministro. El fiscal general y asesor legal del Gobierno, Avijai Mandelblit, deberá decidir en los próximos meses si da lugar a esas conclusiones de los investigadores policiales, que señalan el delito de “soborno en dos casos muy diferentes”.

El futuro del premier quedó así en manos del fiscal, en medio de duras críticas de la oposición y el temor en su coalición de que el proceso derive gradualmente en un adelanto electoral.

Pero Netanyahu denunció inmediatamente que es víctima de “una caza de brujas” y proclamó una y otra vez su famoso alegato de inocencia que ya suena a eslogan.

“No pasará nada porque no hay nada. La policía no es la que decide, lo hace la Justicia”, remarcó.

El premie está sospechado de aceptar decenas de miles de dólares en lujosos obsequios de un magnate de Hollywood y también de ofrecer un trato preferencial a un editor de periódico a cambio de una cobertura periodística favorable.

La ley israelí establece que las recomendaciones policiales y la inculpación sobre asuntos de corrupción no le obligan a dimitir. Sólo una condena judicial tal y como han recordado varios diputados del Likud -el partido de gobierno- poco después del dramático anuncio podrían hacerlo colapsar.

Netanyahú, es claro, buscará trasladar el duro resumen policial al campo ideológico, la batalla entre izquierda y derecha y también cargará contra la prensa, advierten los analistas, conocedores de la astucia del premier.

En una investigación, llamada File 1000, se informó que Netanyahu recibió más de 100 dólares en regalos, incluyendo champaña y cigarros caros del magnate de Hollywood Arnon Milchan, el multimillonario australiano James Packer y otros individuos adinerados.

La otra causa es una conversación secreta con el editor del diario israelí Yediot Ahronot. Durante circunstancias similares hace una década, Netanyahu, como líder de la oposición, instó al entonces primer ministro Ehud Olmert a renunciar durante una investigación policial, diciendo que un líder “hundido hasta el cuello en los interrogatorios” no podía gobernar adecuadamente. (ANSA).

EL MUNDO: Netanyahu, jaque por corrupciónhttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/02/Netanyahu.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/02/Netanyahu-200x150.jpgahorainfo.com.arInternacionalesEl MundoEl premier israelí en su peor momento, aunque bramó que no renunciará porque es 'inocente', luego de que la policía de su país pidiera su procesamiento por actos de corrupción. Tras dos años al frente de una investigación sobre supuestos casos de corrupción salpicada de filtraciones, intrigas y acusaciones, la...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...