OPINIÓN: López- Rojas sobre el ring. Pj creciendo y “k” divididos

Por Miguel Abálsamo

El intendente Facundo López y el titular del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, primer candidato a concejal Arturo Rojas ya suben al cuadrilátero.

!!!Segundos afuera!!! Será  la orden cuando los dos protagonistas de veladas estelares queden  bajo las luces del ring.

Fuera de la metáfora, que sirve para describir situaciones, existe un ancho mundo de realidad que comienza a hacerse carne en nuestra sociedad de cara a las elecciones de octubre cuando elijamos legisladores nacionales, provinciales y nuestros nuevos diez concejales.

¿Será un partido entre dos?

Facundo López – Arturo Rojas, y la pregunta…¿hay lugar para más opciones…?

“Será entre Arturo y yo…” dijo el intendente en la semana, redoblando apuesta…” en octubre se juegan dos proyectos, el nuestro con Diego López a la cabeza de la lista de concejales y el de Arturo Rojas..”.

Hábilmente el doctor Facundo López subió a escena mayor sabiendo que enfrente tiene a un político de su misma generación, con autenticas ambiciones de disputarle la intendencia en dos años, entendiendo que tiene que salir a la cancha a defender un distrito que muestra recuperación en sus casi 24 meses de gestión, defendiendo su estructura política, abierto a las inclinaciones ciudadanas de respaldarlo en lo local y elegir libremente en provincia y Nación, sabedor que el día después de la elección se comienza a barajar y dar de nuevo.

“Si habla de reducción de gastos deberá decir el candidato Rojas si esto significa dejar la Ruta del Tango, el Enduro Pale, acortar la planta de trabajadores municipales… que lo diga claramente”.

Del otro lado del ring un ganador de las PASO, doctor Arturo Rojas construye en base a la institución portuaria y sus números positivos (aunque el intendente replica este argumento), quiere mostrarse como el futuro y la real oposición, sin detenerse solamente en unir al radicalismo detrás de su candidatura sino en abrir el abanico a otros sectores, sin olvidar fundamentalmente que tiene que atar bien intramuros.

Hay en el medio de ambos muchas situaciones, pero una en especial, lo ocurrido en la última elección cuando López logró, mediante corte de boletas, erigirse como Intendente ante el doctor Aued candidato de Cambiemos-Fe.

Ese es un fantasma que deambula en los diferentes lugares de la dirigencia, militancia y sociedad.

Hay situaciones parecidas en el presente, y también una que no es menor, esta vez el radicalismo no estará ausente de la lista, tendrá la posibilidad de pelear la concejalía de la joven componente del área juvenil del Centenario partido, Graciela Maizzani, y las afirmaciones de dirigentes de historia como el doctor Alberto Esnaola..” en octubre mi candidato es Arturo Rojas, en el 19 será un hombre o mujer de la Unión Cívica Radical”.

Rojas en la semana dialogará con el Pro que encabeza el doctor Gabriel Mariscal, quien en las reciente Paso jugó abiertamente con el radical Gonzalo Diez, y todavía no han definido postura en cuanto a lo que viene, mientras ha logrado el acercamiento del ex concejal vecinalista Leonardo Giorgetti, luego de su alejamiento del GEN de Margarita Stolbizer (integraba la conducción hasta ayer), al no ser tenido en cuenta en la tira de concejales del doctor Facundo López, siendo suplantado por la abogada Ana Clara Angulo Vieytes, quien finalmente fue la elegida.

Algunos componentes de la UCR están molestos con manifestaciones periodísticas y apariciones públicas del edil Alberto Esnaola, quien tal vez sea llamado a la reflexión en el propio comité “Emiliano Abasolo”, para que baje su perfil, que suele tener contenidos profundos y también a veces irritar la alianza en Cambiemos.

La sociedad va tomando como suya la polarización del intendente Facundo López y el titular del Puerto, Arturo Rojas, un  duelo que puede llegar a seducir a muchos que no participaron en las recientes PASO.

En este esquema cada uno comienza a sentar posición, están los que no dudan, los que especulan con los días que restan para las definiciones, distintos intereses que benefician o afectan  y posicionamientos personales.

Jocosamente un viejo conocedor de la política lugareña, café por medio suele decirme…” las cosas son buenas en pequeñas medidas y malas en grandes…el chocolate, la sal y la duda”.

“Kirchnerismo” Dividido.

Parece que aquello de…”el que gana conduce, el que pierde acompaña”, no ingresa en el diccionario de los derrotados en las Paso de Unidad Ciudadana, ante los ganadores, Andrea Cáceres a la cabeza.

El Partido Justicialista en esquina de 70 y 61 sirvió para catarsis de algunos, gestos adustos de varios y caras de adolescentes felices de “La Campora”, con la bandera triunfal de Camilo Vidal y su compañía ganadora.

La división alcanzó al “kirchnerismo” local, donde los eternos repetidores de “el candidato es el proyecto” (el gremialista de Bancarios Demían Ledesma, el segundo en la derrota interna, Alberto Franco, entre otros) parecen que cambiaron ahora por..” la candidata es Silvia Jensen”.

Los segundos, que no son primeros, todavía no pueden dejar de ocultar la bronca por lo no obtenido, siempre es bueno recordar que en política el que se calienta pierde.

Del otro lado del mostrador, otro grupo, el ex concejal e intendente por un rato, José Luis Vidal, junto a los eternos líricos testimoniales de nuestra política vernácula, Jorge Freitas, Ricardo Luzarreta, y el ingeniero  Carlos Samprón, con toda la experiencia a cuesta, saben que deben cerrar filas para no quedar en el desierto, camino a la nada, donde faltará el agua y sobrará la sal.

Al momento, los renegados de Jensen amenazan con no integrar la lista de la ganadora Andrea Cáceres, ocupando el cuarto lugar luego de Gisella Barbieri y “Nacho “Barrena.

Sin dudas que dos cosas los harán reflexionar.

Primero la realidad, única verdad.

Segundo, un tironcito de orejas (por ser sutil) de los que cortan el bacalao bien arriba.

Mientras tanto espera con ambulancia haciendo kilómetros, el candidato del Partido Justicialista que no reúne en el Partido Justicialista porque lo ocupan los que se fueron del Partido Justicialista, el docente Luciano Lescano.

No es dato menor que en las Paso existió otra lista, a la postre, tercera en disputa, la del abogado Luis Giampaoli, quien hace mutis por el foro, y algunos aseguran que se nos ve seguido por el Palacio Municipal, no se sabe si pagando tasas comunales, aunque se sabe que no es un trámite del primer piso a la izquierda.

Luciano suma para su PJ.

El “randazzismo” reafirmó su continuidad en la provincia de Buenos Aires, esta es la primera buena noticia para su primer concejal en el distrito, Luciano Lescano, ante las dudas existentes y el tironeo diario de los diferentes sectores para que el ex Ministro Florencio de los trenes baje su candidatura, mientras sufre algunas bajas de intendentes que más que una lealtad partidaria o higiene ideológica, juegan su propia pilcha con el animo de no quedar desnudos a mitad del mandato.

La segundo buena para Lescano y su “pejota” no de altas calorías, es que comienza a recibir adherentes, algunos que han militado con Silvia Jensen, la derrotada ante la “morocha cristinista” Andrea Cáceres.

Firmado un acuerdo común con su rival interno licenciado Ricardo Calcabrini, éste y los suyos no ocuparán lugares por la minoría en la lista, dejando camino abierto para la integración  total de la organizada por Luciano Lescano y Roberto Gómez.

Era de preveer que el camino de Calcabrini sería el de seguir acompañando el proyecto del intendente López, por eso la deserción en la unidad del PJ aunque todo termino en buenos términos.

El peronismo sabe que hay que reproducirse en el corto plazo, buscar acciones conjuntas, por eso que no hay portazos, simplemente un “hasta luego compañero”, hasta que los nuevos tiempos del corto plazo sea un llamado a la unidad.

En el mapa de octubre dos partidos lograron el objetivo de llegar a esa fecha superando el uno y medio por ciento de los votos, Valores para mi País Evangélico Vecinalista de Pablo Nosek en primer lugar, y la izquierda que tiene de uno a la señora Mónica Conessa.

Nada es fácil para ellos, en debilidad económica y de militancia ante las otras representaciones, tendrán que reemplazar este déficit con doble trabajo de su gente, algo que saben y conocen bien.

Nada es simple, en un distrito donde la polarización de López-Rojas asume como el hecho más convocante.

Compartir noticia