NECOCHEA: No hay fecha para el juicio oral por la muerte de Melisa Núñez

A fines de agosto pasado la Fiscalía elevó a juicio oral la causa por la muerte de la joven Melisa Beatriz Núñez (19), pero hasta el momento no se ha conocido la fecha dispuesta para el debate oral, donde se ventilará lo ocurrido en abril de 2015.

En su oportunidad, la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal en un fallo por unanimidad negó el pedido de sobreseimiento de los imputados por el delito de “infracción a la Ley de Residuos Peligrosos”.

El deceso de Melisa se produjo el lunes 13 de abril de 2015, producto de la intoxicación con residuos tóxicos derramados por las cañerías cloacales. La chica alquilaba una vivienda situada en la esquina de calles 507 y 536, del Barrio Puerto de Quequén.

Desde un depósito de agroquímicos y otros productos, a unos 50 metros de donde se hallaba la joven descansando, se arrojaron a los desagües una serie de deshechos de dicha mercadería en el momento en que se producía una fuerte lluvia.

La investigación también logró determinar que además del deceso de la chica, otras nueve personas (vecinos de los alrededores a la casa de la víctima fatal) también padecieron signos de envenenamiento.

Personas mayores y niños tuvieron que ser asistidos en los Hospitales Municipales como consecuencia del derrame de Fosfuro de Aluminio en la red cloacal y hasta se hicieron operativos en las cañerías para evitar males mayores.

La Fiscalía sostiene que los responsables de la empresa en ocasión de manipular el citado de Aluminio (compuesto por fosfina), sustancia que se encuentra comprendida en la Ley 24.051, derramaron el mismo en el patio externo del inmueble de la firma comercial.

Durante la limpieza del piso, el líquido alcanzó el sistema de cañerías cloacales y se fue desparramando entre las conexiones de las viviendas linderas. Esta situación luego provocó explosiones que generaron daños materiales en inmuebles de las adyacencias al depósito.

El agua utilizada para la limpieza de los restos y la intensa precipitación de esa jornada del 13 de abril de 2015, entre las 15 y las 16, permitió el contacto del residuo con el líquido y esto resultó ser de extrema toxicidad para la salud humana.

Melisa Beatriz Núñez estaba descansando en el interior de la casa que alquilaba junto a su pareja, Matías Ortiz. El joven, integrante de la Prefectura Naval Argentina con asiento en Puerto Quequén, halló a Melisa inconsciente y acostada en la cama de la habitación.

De inmediato la trasladó hasta el Hospital Municipal Ferreyra y los médicos que la atendieron intentaron compensarla, pero finalmente falleció como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, alrededor de las 23 de ese trágico lunes 13 de abril de 2015.

A raíz de la muerte de Melisa se inició una investigación para determinar si existió “negligencia”, en el almacenamiento de agro tóxicos en un depósito ubicado en la misma calle 507, a sólo 50 metros de dónde vivía la víctima que era oriunda de Corrientes y se radicó en Quequén junto a Ortiz.

La Fiscalía también investigó el accionar de funcionarios de gobierno en relación a los controles comerciales que debieron hacerse sobre el funcionamiento de lugares que aglutinan productos vinculados con la fumigación en campos y de embarcaciones.

Tras el accionar del Ministerio Público Fiscal que avanzó en la pesquisa para determinar qué sucedió en la empresa Shipinsuarence S.A., perteneciente a los hermanos Cañada, ahora se aguarda que la Justicia disponga la fecha del debate oral.

(Fuente: Ecos Diarios de Necochea)

Compartir noticia