CTA: Reclama un salario mínimo de 1800 pesos. Dura crítica de la CTA a la Mesa de Enlace

Hugo Yasky aseguró que el planteo de ese sector del agro, es ofensivo y que “la prioridad es la desigualdad y la pobreza, no la opulencia”.

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, cuestionó a los dirigentes de la Mesa de Enlace, reclamó un sueldo mínimo superior a los 1800 pesos y pidió la implementación de políticas sociales que subsidien “a los que menos tienen”.

A poco de ingresar a la reunión de la Comisión del Salario Mínimo del Consejo del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, el dirigente sindical dijo cuál será la postura de su sector: “creemos que hay que defender los puestos de trabajo, pero también el poder adquisitivo; de nada sirve tener puestos de trabajo y vivir debajo de la línea de pobreza. Si lo que queremos es que la economía se mueva hay que apostar al mercado interno y esto significa darle poder de compra a los sectores que hoy están viviendo por debajo de la línea de pobreza: 13 millones de argentinos que no pueden consumir lo mínimo”.

En diálogo con Radio Provincia, rechazó el planteo de quienes pretenden congelar los salarios. “Eso es una barbaridad”, expresó y agregó: “hay que garantizar mínimamente 1800 pesos o 2000 en el bolsillo de los trabajadores que tienen salario mínimo, pero sobre todo, blindaje social: estabilidad en el empleo, prohibir los despidos sin causa, generar una cláusula que haga que cada empresa que recibe subsidios del Estado tenga que garantizar los puestos de trabajo y un ingreso determinado y por último, definir con toda claridad que tiene que universalizarse las políticas sociales, tanto la asignación por hijo como el seguro de desempleo”.

Según Yasky, la caída en las exportaciones sólo se puede compensar “con una política que garantice la demanda interna: llegó el momento de que los empresarios asuman que o hay mercado interno o vamos a seguir viviendo en un país donde ellos van a producir para muy poca gente”. De lo contrario, prosiguió el titular de la CTA, “la recesión que hoy tenemos con la caída de los puestos de trabajo, se va a profundizar y ahí sí que no tenemos salida”.

Además, precisó que “sin universalizar políticas que subsidien a los que menos tienen, pero de manera universal, sin clientelismo y sin dosis homeopáticas, es imposible parar la recesión que ya se está haciendo sentir”.

Por último, Hugo Yasky cuestionó a los líderes de las entidades patronales agropecuarias. “La agenda que quiere imponer el sector rural –enfatizó- es casi una ofensa a la inteligencia y a la honestidad intelectual de cualquier argentino razonable. Este sector representa el 1% de la población por sus ingresos: el 99% de los argentinos tenemos ingresos que están varios escalones, por no decir infinidad de escalones, por debajo de ese sector. Aquí la prioridad es la desigualdad y la pobreza, no la opulencia”, concluyó. (RADIO PROVINCIA)

Etiquetado

Compartir noticia