JUSTICIA: Los responsables de las pulseras magnéticas aumentan su negocio

Tras la masacre de Campana las empresas de tecnología de localización de presos domiciliarios que actualmente prestan el servicio, que falló con quienes asesinaron a toda una familia, volverían a presentarse a una licitación. Son proveedores del Estado provincial desde hace años.

La Masacre de Campana, en la que un matrimonio y sus dos pequeños hijos fueron brutalmente asesinados por un hombre condenado por homicidio y que gozaba de prisión domiciliaria, reavivó la polémica sobre la efectividad de las pulseras magnéticas.

En este sentido la lupa ahora está puesta sobre el negocio montado con la tecnología para ubicar a presos con beneficios en el cumplimiento de su condena y las empresas que ganaron las licitaciones para proveer el servicio.

Según fuentes consultadas por Infobae.com, dos son las firmas que prestan el servicio. Se trata de Giasa y Megatrans. De acuerdo a lo informado, estas dos empresas se repartirían la prestación en el sector y ahora estarían por ser beneficiadas con nuevas adjudicaciones.

Estas firmas serían además proveedoras del estado en otros servicios como viviendas, control y posicionamientos de patrulleros, y otros rubros ligados a las fuerzas de seguridad.

En el caso de la empresa Giasa, esta firma opera en la provincia de Buenos Aires desde 1965 con el otorgamiento de los permisos para brindar

las alarmas a la Policía Federal y a los bancos

Por estas horas las empresas estarían negociando con el Ministerio de Justicia bonaerense ampliar la adjudicación sobre el otorgamiento de las pulseras magnéticas y aumentar su costo de mantenimiento.

A su vez, el ministro de seguridad bonaerense Carlos Stornelli inició una revisión de lo actuado en las licitaciones para revisar la efectividad de los servicios adjudicados y detectar presuntas irregularidades. (INFOBAE)

Compartir noticia