CARBAP demanda soluciones a los problemas del campo

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) le reclama a la Señora Presidente Cristina Fernández de Kirchner una urgente y necesaria reunión con los funcionarios que designe, con el fin de comenzar a buscar inmediatas soluciones que los productores de leche, carnes y trigo están esperando.

La situación del sector lechero lejos de haberse solucionado, sigue agravándose sin acuerdo sostenible posible mientras el productor siga recibiendo por el litro de leche menos de lo que hace falta para producirlo. El sistema de compensaciones muestra su inviabilidad como herramienta para morigerar los retrasos en los precios al no llegar a los productores. En un reciente estudio publicado por AACREA se manifiesta que tan solo el 23 % de las compensaciones se oriento a los productores y el 77% a las industrias. Las exportaciones lácteas acompañan esta tendencia disminuyendo casi un 7% del 2006 al 2007. Desde CARBAP rechazamos trasnochados acuerdos lecheros celebrados con sectores sin representatividad.

El productor ganadero aun sigue esperando un plan integral para la ganadería – hoy en notorio retroceso- que promueva la retención de vientres, mejorar los índices de procreación e introducir tecnología para aumentar el volumen del rodeo y de la faena. La distorsión e intervención en el mercado cárnico, que se efectivizo merced a un sistema de Registros de Exportación inviable, sólo logra tener abarrotadas las cámaras de los frigoríficos con carne de exportación, tener limitada la faena y suspendidos los operarios de las plantas. El sistema con encajes productivos, tal como esta instrumentado, no es viable y sólo impide que funcione correctamente la cadena cárnica.

Desde CARBAP exigimos la inmediata derogación de las resoluciones que establece la implementación del llamado ROE ROJO (Res. 42/2008), que es utilizado discrecionalmente por funcionarios inescrupulosos, como así también del llamado ROE VERDE (Res 543/2008) que impide una comercialización previsible de lo producido por el productor triguero, decidiendo cuando, como y quien vende.

Claramente, el control sobre la ONCCA debe volver a la órbita de la SAGPyA, de la que nunca debió haber salido.

Desde CARBAP reclamamos que prime la reflexión y cordura, que se disipe la soberbia, y se escuche y reciban a los PRODUCTORES AGROPECUARIOS que viven exclusivamente de lo que produce el campo, que trabajan en el campo y viven en el campo, que son los que integran esta Confederación.

Que recuerde la señora Presidenta de todos los argentinos, que nuestro país se recupera y crece con el campo, nunca sin el campo, menos aún contra el campo e INSISTIMOS QUE PARA CONSTRUIR UN PAIS EN SERIO SE NECESITAN POLITICAS COHERENTES QUE NOS INCLUYAN A TODOS.

Compartir noticia