Guillot

Crónicas en Domingo, Destacadas, Guillot, Locales, Opinión
Crónicas en domingo: ¡Qué semana!

Cada día trae con él situaciones más o menos rutinarias a las que uno se acostumbra o trata de cambiar según el nivel de energía del que se dispone. Todos los días hay que levantarse, estudiar, trabajar (o preocuparse por conseguir un trabajo) y, dependiendo de la situación económica o elección, ocuparse de la limpieza de la casa y luchar para que las cuentas cierren o los negocios no naufraguen. En esto gastamos la mayor parte de nuestra energía… pero falta aún lo más importante: construir o mantener una pareja, una familia, educar a los hijos, escuchar a los amigos, visitar a los padres, abuelos, tíos…