jueves, agosto 11, 2022

Generales, Nacionales

CONTROLES: En Buenos Aires sobre empresas

Sharing is caring!

El objetivo de ARBA es detectar posibles maniobras de elusión y evasión tributaria, principalmente en compañías alimenticias y de consumo masivo.

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) intensificó los controles sobre grandes empresas que elaboran alimentos y otros productos de consumo masivo, para detectar posibles maniobras de elusión y evasión tributaria.

Con ese fin, este jueves inició la fiscalización de centros de distribución de Unilever y P&G, ubicados en Pilar, que proveen alimentos y diversos productos de higiene y limpieza a hipermercados y supermercados.

Según informó el organismo, los equipos de fiscalización controlan el flujo de camiones en estos centros de distribución para verificar que el traslado de mercadería se realice con la correspondiente documentación de respaldo. El control también incluye acciones de fiscalización integral sobre estas empresas, para analizar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y combatir posibles maniobras de elusión y evasión tributaria.

A la par de los controles que se realizan en Pilar, los equipos de la Agencia de Recaudación realizan otros de manera simultánea en una sucursal de la cadena Jumbo ubicada en Ezeiza, así como en dos predios de Carrefour y Coto de Esteban Echeverría.

El director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, explicó que «hace más de un mes venimos controlando hipermercados, mayoristas y también supermercados de cercanía. Ahora estamos enfocándonos en las empresas que son proveedoras de esos supermercados, para verificar si el transporte de productos se realiza con todos los papeles en regla».

«Ante los incumplimientos detectados en operativos anteriores, los supermercados suelen responsabilizar a los proveedores o transportistas de la mercadería. Por eso nos estamos centrando en los eslabones anteriores de las cadenas, para verificar cuál es la situación en las grandes empresas que elaboran y distribuyen productos de consumo masivo», puntualizó el funcionario.

Girard subrayó que «cuando se realizan este tipo de operativos y se ponen de relieve ciertos incumplimientos, habitualmente hay una reacción del sector privado para ponerse rápidamente en regla.»

Durante el último mes, ARBA llevó adelante acciones de control en distintos puntos del territorio bonaerense que abarcaron centros de distribución y sucursales de La Anónima, Toledo, Coto, Nini, Makro, Cencosud, Carrefour, Changomás y Cooperativa Obrera, entre otras empresas.

Respecto del transporte de mercaderías, en esas cadenas de supermercados se fiscalizaron 2.225 camiones y se labraron 348 actas de infracción. Los controles permitieron detectar productos valuados en más de $595 millones que eran transportados de forma irregular, ya que tenían incompleta o directamente no contaban con la documentación de respaldo de la carga.

En forma paralela, se iniciaron fiscalizaciones específicas para detectar inconsistencias fiscales en las principales cadenas de supermercados de la provincia de Buenos Aires, que concentran el 80% de la facturación de ese rubro, resaltó ARBA.

FUENTE: NA