Locales, Salud

La provincia busca llegar a la presencialidad total en las aulas

Sharing is caring!

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof acompañado por el jefe de gabinete, Carlos Bianco y el titular de la cartera sanitaria, Nicolás Kreplak brindó una nueva conferencia sanitaria en Casa de Gobierno.

En el encuentro, el gobernador y los funcionarios provinciales destacaron que la Provincia de Buenos Aires lleva trece semanas de descenso continuo de los casos, y 10 semanas de caída en las internaciones y fallecimientos.

Además, señalaron que se ha acelerado la campaña de vacunación y se ha logrado demorar el ingreso de la variante Delta y su circulación comunitaria en el territorio bonaerense.

En ese contexto, Kicillof anunció que la Provincia, le propondrá al Consejo Federal de Educación un nuevo protocolo para alcanzar la presencialidad total en las escuelas bonaerense.

Estas nuevas medidas de cuidado tendrán que ver con sostener:

– las medidas de higiene personal, y la ventilación en las aulas. Para ello, la Provincia adquirió medidores de dióxido de carbono que permite medir si la circulación de aire es la adecuada o no.

– El uso de Tapaboca obligatorio para todos los miembros de la comunidad educativa, y

– el distanciamiento en las aulas.

Y aclaró: “lo que hace que la presencialidad sea mayor o menor en las escuelas tiene que ver con el tamaño de las aulas de cada establecimientos educativos” y señaló que lo que se está presentando como propuesta al Consejo es establecer que “si bien la distancia optima para evitar los contagios sigue siendo un metro y medio, se admita una distancia de hasta 90 centímetros entre los estudiantes”.

Además, Kicillof señaló que en la Provincia, todavía quedarán alrededor de 1000 establecimientos, de los 15 mil que tiene la Provincia, que no podrán sostener la presencialidad total. Y en esos casos, “lo que va a proponer la Provincia es que se refuercen los testeos y las medidas de monitoreo y de cuidados para que no se pueda producir un brote” aclaró.

Por otra parte el gobernador definió como “operación mediática” la comparación del proceso de vacunación de CABA con el de Buenos Aires. Y advirtió que a partir de los datos que se difunden se puede ver que “en CABA se aplicaron más vacunas de las que recibieron”.

“Allí dicen que tienen aplicadas 3 millones 349 mil vacunas y distribuidas 3 millones 229 mil. Es decir que tienen aproximadamente 150 mil vacunas más aplicadas de las que les distribuyeron” detalló el gobernador y aclaró que “en esos mismos monitores que presentan los canales de noticias, hay un asterisco sobre CABA que explica porqué todas las estadísticas que se presentan en los diarios están mal.”

Además, el gobernador aseguró “que no es que las comparaciones sean odiosas sino que se hacen imposibles con CABA” porque se compara “sin tener en cuenta todos los factores evidentes y obvios”. Y describió: “La provincia tiene 6 veces más población y 1500 veces más territorio” que la ciudad de Buenos Aires.

En ese marco, Kicillof aseguró que “la provincia no se guarda vacunas” y explicó: “La provincia de Buenos Aires tiene distribuidas 17 millones de vacunas, aplicadas 15 millones”.

Y aclaró: “Lo que se suele plantear es el porcentaje de las vacunas aplicadas contra las vacunas distribuidas. Ahí es donde nosotros tenemos 17 millones recibidas, 1 millón de turnos dados, una parte que está en tránsito y otra parte que está en los vacunatorios para atender la demanda espontánea”.

“Además, venimos vacunado a un ritmo de vacunación de 150 mil vacunas por días. Con lo cual recibimos un millón y medio de vacunas y toma diez días aplicarlas; porque deben trasladarse muchos kilómetros y además se aplican con turnos que no se pueden dar de hoy para mañana” concluyó.