Ecología

Destruir bosques es un crimen. Pedí vías sin desmontes

Sharing is caring!

Por Noemí Cruz*

A pesar de que algunos de los durmientes solicitados para reparar vías de tren son de hormigón, y de que ya se están licitando algunos de material sintético recicladotodavía las autoridades ferroviarias siguen pidiendo madera nativa, lo cual implica talar quebrachos colorados y blancos.

Esta semana descubrimos que el Ministerio abrió una nueva licitación para el recambio de vías de tren en 30 kilómetros en Chaco y Catamarca que incluyen la compra de 36.000 durmientes de quebracho. Esto significa que, sumado a los encargos pendientes, durante septiembre se abrirán licitaciones por un total de 156.000 durmientes de madera nativa. 

El panorama se agrava si se tiene en cuenta que para un solo durmiente se necesita sacrificar un árbol entero de quebracho, que cada ejemplar tarda unos 60 años en crecer y que es una especie vulnerable declarada “en peligro” en nuestro país.

La semana pasada denunciamos con nuestra investigación que en los últimos 8 años más de 2 millones de quebrachos de entre 60 y 80 años de edad fueron talados para ser utilizados como durmientes.  

Esto se hizo en base al análisis de las licitaciones de las empresas ferroviarias Belgrano Cargas y Logística S.A. (BCYLSA), Administración de Infraestructura Ferroviaria S.E. (ADIFSE) y Operadora Ferroviaria S.E. (SOFSE).

Nuestra red ferroviaria nacional tiene más de 40.000 kilómetros de extensión, pero solo están activos la mitad. No tiene sentido seguir destruyendo los bosques chaqueños para las vías del tren.

Es innecesario destruir un bosque para construir vías. Es momento de tener una red ferroviaria sustentable y para eso es clave abandonar el uso del quebracho lo antes posible.

*Greenpeace