Destacadas, Internacionales

Una mujer mapuche presidirá la Constituyente

Sharing is caring!

Elisa Loncón, mujer mapuche, doctora en humanidades de la universidad holandesa de Leiden, presidirá la histórica Convención Constituyente que redactará una nueva Constitución para Chile que reemplazará la última herencia de la dictadura de Augusto Pinochet.

En segunda votación de los 155 constituyentes, tras no alcanzarse mayoría absoluta en la primera ronda, Loncón recibió el respaldo del Frente Amplio, la Lista del Pueblo y el partido Comunista que le dieron una amplia mayoría de 96 votos.

Tras saludar en mapudungun, en un emocionado discurso definió el acto de hoy como fundar «un nuevo Chile, plural, plurilingüe, con las mujeres, con los territorios».

«Ese es nuestro sueño, un sueño de nuestros antepasados», resaltó.

La mujer, que vestía los atuendos de su pueblo, sostuvo que «es posible refundar este Chile, establecer una nueva relación entre el pueblo mapuche, las naciones originarias y todas las naciones que conforman este país».

También expresó su solidaridad con los otros pueblos, en especial «los niños indígenas de Canadá» luego de conocerse los atropellos cometidos en las escuelas católicas donde intentaban adoctrinarlos.

Loncón fue partícipe del diseño de la bandera Wenufoye del pueblo mapuche, confeccionada en 1992, con ocasión de los 500 años de la llegada de Cristóbal Colón a América.

La ceremonia de instalación de la Constituyente estuvo presidida por distintas marchas que derivaron en incidentes con la policía cuando manifestantes intentaron acercarse a la sede en Santiago del Congreso Nacional.

Convencionales de la Lista del Pueblo y otros salieron a informarse de lo que ocurría lo que provocó un retraso del acto por tres horas.

Antes de su elección, Elisa Loncón señaló que frente a la presencia de Fuerzas Especiales de Carabineros «no podemos estar tranquilos si afuera hay represión».

«No puede ser que afuera se esté reprimiendo al pueblo y que nosotros estemos en una escena oficial, negando lo que ocurre afuera. No podemos estar tranquilos quienes estamos acá mientras afuera hay represión.

Este es un acto democrático que deseó el pueblo de Chile, entonces la democracia no se condice con esta represión», comentó.

Una vez repuesta la calma, Gloria Valladares, relatora del Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), tomó promesa a los 155 convencionales para luego proceder a la elección de la presidenta de la Constituyente.

Tras asumir la titularidad, Loncón encabezó la elección de la vicepresidencia de la Convención, donde en primera votación el académico y profesor de derecho, Jaime Bassa obtuvo la primera mayoría, con 51 votos; Pollyana Riera, periodista de Chile Vamos, 35; Rodrigo Rojas de La Lista del Pueblo, 29 y Cristina Dorador, 14, lo que obligó a una segunda vuelta.

En tercera vuelta, Jaime Bassa logró la mayoría de 84 votos; Rivera y Rojas 35 sufragios cada uno, y uno en blanco.
El académico de la Universidad de Valparaíso agradeció a los presentes «una jornada que nos da esperanza de construir un país más justo, más igualitario; tenemos muchos desafíos de pluriculturalidad».

«Hoy día tenemos que transitar un camino republicano, pero también de participación popular, el desafío es reconstruir esa trenza desde el respeto, la diversidad. Tenemos heridas que surgen del proceso social que nos llevó hasta acá», aseveró.

Añadió que «la paz social tiene un costo y ese es la justicia. Tenemos que ser capaces de generar las condiciones para que ello ocurra. Felicitémonos por lo que hemos logrado hoy, de tener una mujer mapuche en la presidencia, esa es una gran señal».

Se acordó pedir al Ejecutivo una amnistía por los presos políticos de la revuelta social y mapuches.

La convención discutirá mañana el reglamento, entre los que se cuenta una propuesta feminista. (ANSA).