Ecología

Glaciares aceleran su disolución desde 2000

Sharing is caring!

El alba del siglo XXI es «abrasadora» para los glaciares de todo el mundo: en los últimos 20 años su disolución se aceleró a escala global, y contribuyó en 1/5 en el alza del nivel de los mares.

En promedio se perdieron 267 giga-toneladas (miles de millones de toneladas) de hielo al año, con un alza del 130% entre 2000 y 2019.

A describir el fenómeno con exactitud sin precedentes son las nuevas mediciones de precisión de 217.000 glaciares del mundo, prácticamente todos los existentes excluidos los casquetes de Groenlandia y Antártida.

El mapa de los mismos en HD, publicado en Nature por un equipo internacional encabezado por la Universidad de Tolouse, permitirá mejorar los modelos acerca del cambio climático con los cuales prever los escenarios futuros y desarrollar nuevas estrategias para el aprovechamiento de los recursos hídricos y la mitigación del alza de los mares.

«Este estudio redujo notablemente los márgenes de incertidumbre presentes en los estudios precedentes así como el último informe del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de 2019», comentó Massimo Frezzotti, glaciólogo de la Universidad de Roma Tre y presidente del Comité Glaciológico de Italia.

«Gracias a las imágenes aéreas y satelitales fue posible medir las variaciones de espesor de casi todos los glaciares mundiales, y no solo de aquellos pocos centenares que son acostumbradamente monitoreados porque son fácilmente accesibles», puntualiza el experto.

Los resultados obtenidos están en línea con aquellos estudios precedentes, pero mucho más precisos: «por esto permiten comprender mejor las correlaciones con las condiciones climáticas y ambientales», subrayó el glaciólogo. Es un poco como restregarse los ojos y observar, de esta manera, detalles nunca antes vistos.

«Los datos indican que actualmente los glaciares están cediendo más agua respecto de los grandes casquetes polares, aunque estos últimos (que contienen mayores cantidades de agua) están en plena acelerando: Groenlandia de 2000 a hoy aumentó la pérdida de hielo un 162%, mientras que la Antártida un 436%», recordó el estudioso.

Los glaciares presentes en Alaska y en los Andes son aquellos que en los últimos 20 años registraron las mayores pérdidas, mientras los glaciares alpinos detentan el primado mundial en lo concerniente a la reducción del espesor medio, cerca de un metro al año.

«Un dato que no sorprende -sostiene Frezzotti- considerado que al comienzo del siglo XXI los glaciares alpinos se redujeron un 60%».

Es evidente que «estamos perdiendo un gran patrimonio ambiental y económico, con graves implicancias para muchas poblaciones del mundo. La fusión de los glaciares -explicó el experto- comporta la pérdida de un importante depósito de agua en grado de ayudar a la agricultura y la industria taponando la escasez de las precipitaciones en los períodos de sequía».

Asimismo, «el agua de fusión termina en los mares que se están elevando 3,5 milímetros al año: un problema no solo para las ciudades como Venecia sino también por el 11% de la población mundial que habita en zonas costeras que corren el riesgo de quedar sumergidas», concluyó. (ANSA).